El PP ha calificado de "desastre social" la pérdida de 10.399 afiliaciones a la Seguridad Social en las islas el pasado mes de diciembre con respecto al mes anterior, es decir, un 2,78% menos de cotizaciones y por encima de la caída nacional (-0,16%).

El portavoz del PP en Baleares, Toni Fuster, ha destacado en un comunicado que durante 2010 "cada mes más de 7.000 personas han pasado a engrosar las listas de desempleados" de las islas. "Una situación nunca vista que tiene que acabarse", ha sentenciado.

Según los datos del paro relativos al mes de diciembre hechos públicos este martes por el Ministerio de Trabajo e Inmigración, Baleares cerró el año con 91.288 personas desempleadas, con una reducción el pasado mes de 761 parados con respecto a noviembre (-0,83%). Cabe señalar, asimismo, que Baleares ha sido la segunda comunidad en la que menos ha aumentado el paro, solo por detrás de Cataluña.

En opinión de Fuster, se trata de unas "graves y preocupantes cifras" que "chocan frontalmente con la falsa realidad en la que demuestra vivir el presidente Francesc Antich".

El 'popular' ha recordado que el jefe del ejecutivo balear declaró a finales del pasado año que "esta comunidad autónoma es una de las que más trabajo ha dado a su gente en el año 2010". No obstante, ha apuntado, "los datos conocidos hoy demuestran una vez más que Antich vive en una realidad muy diferente y lejana".