CCOO y UGT han destacado que el descenso del 0,1 por ciento —166 desempleados— del paro registrado durante diciembre en comparación con el mes anterior es una situación "meramente" coyuntural producida por la campaña de Navidad dentro del sector servicios y "no augura una mejora debido a las medidas del Gobierno contrarias a la creación de empleo".

En este sentido, el presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, ha lamentado Bendodo que en un periodo como el de las vacaciones navideñas, donde tradicionalmente se produce un aumento de los trabajos temporales, "sólo se haya registrado un descenso de 166 desempleados, por lo que se prevé que vamos a tener un comienzo de año más que difícil".

Por otra parte, el sector donde más ha descendido el desempleo ha sido en servicios, con 1.169 personas desempleadas menos, sin embargo, este descenso no ha sido capaz de compensar el aumento en sectores como construcción, con 1.307.

Según el secretario provincial de CCOO, Antonio Herrera, este aumento se debe, en parte, "al fraude que cometen los empresarios, al despedir a sus trabajadores en lugar de respetarles las vacaciones que por convenio deberían de tener".

Asimismo, también ha destacado la tendencia al alza en el colectivo de sin empleo anterior, "fomentada no sólo por los jóvenes demandantes de empleo sino por las mujeres de mediana edad, que ante su situación familiar, están aumentando las cifras de este sector".

El líder sindical ha explicado que el comportamiento del año 2010 ha sido negativo ya que el desempleo ha aumentado en 13.111 personas, un 7,7 por ciento más con respecto al ejercicio anterior. En este caso, el desempleo sufrió un incremento en todos los sectores con 7.465 —47,5 por ciento —; en sin empleo anterior, 4.394 —4,5 por ciento—; en servicios, 533 —4,7 por ciento—; en industria, 473 —21 por ciento—; en agricultura, y 246 —0,6 por ciento—, en construcción.

Los sindicatos han criticado a través de un comunicado las reformas adoptadas por el Gobierno central pues, según la secretaria de Empleo y Acción Sindical de UGT Málaga, María Auxiliadora Jiménez, éstas "no sólo no van a servir para sacarnos de la crisis y crear empleo, sino todo lo contrario, servirán para hundirnos más en ella y hacer la recuperación económica más lenta y dolorosa para muchos malagueños".

En este sentido, Herrera ha incidido en que el Ejecutivo "debe plantearse medidas de fomento del empleo y cambios urgentes en el modelo productivo, en lugar de planes de ajuste o reformas laborales que sólo aumentan la pobreza y el desempleo". "No es justo que esta crisis la paguen los más débiles, la clase trabajadora, y deje impunes a quienes la crearon, las entidades bancarias", ha aseverado. "NECESIDADES"

Por su parte, desde la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) incidido en la necesidad de modernizar el sistema de negociación colectiva español, avanzando en la flexibilidad interna de las empresas y en la formación continua de los trabajadores, entre otras iniciativas.

Así, en el plano local, entiende que el recientemente aprobado Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Málaga, como "principal instrumento" de planeamiento urbano, debe servir para "favorecer las inversiones en la ciudad, aunque éstas sin duda irán condicionadas por el curso de la crisis económica general del país".

Además, ha indicado que el consenso en los grandes asuntos municipales, las políticas de inversiones públicas en infraestructuras, incentivar las pequeñas y medianas empreas (pymes) y el empleo de las mismas y "la urgente financiación de éstas servirían para la reactivación económica de nuestra provincia, que soporta ahora una elevadísima cifra de parados, desconocida en nuestra historia".

En este sentido, el presidente del PP de Málaga ha manifestado que es "urgente articular cuanto antes medidas específicas que generen empleo desde las administraciones competentes". Asimismo, ha mostrado su preocupación al respecto ante "la falta de las mismas por parte de la Junta de Andalucía y el Gobierno central".

Por último, Bendodo ha manifestado que "existen 200.000 razones, una por cada parado malagueño, para que el PSOE deje de gobernar en la provincia y dé paso al proyecto del PP, serio, riguroso y centrado en lo que realmente importa a la ciudadanía: la economía, la educación y el empleo".

"Málaga se ha ganado a pulso, por méritos propios y no por decisiones políticas, ser capital económica de Andalucía; pero el lastre de las políticas socialistas nos ha llevado al vagón de cola", ha criticado, al tiempo que se ha mostrado convencido de que "se avecina un cambio político en Andalucía y España de la mano del PP que nos llevará de nuevo a la senda del crecimiento".

Consulta aquí más noticias de Málaga.