Los grupos de la oposición —PSdeG y BNG— han censurado este martes que el Gobierno gallego haya utilizado este periodo vacacional para presentar el borrador de la futura ley de convivencia y participación escolar y critican que no hubiese sido remitida a los sectores de la comunidad educativos para su consulta.

Tras conocerse las primeras líneas de la normativa que impulsa la Xunta, el diputado socialista Guillermo Meijón ha reclamado que la consellería "habilite un gran proceso de participación" conformado por todos los sectores de la comunidad educativa, con el objetivo de debatir el anteproyecto.

De esta manera, ha explicado que su grupo "está dispuesto a trabajar por una ley de consenso que integre la opinión" de todos los ámbitos educativos y de las fuerzas parlamentarias. No obstante, advierte e que los pasos dados por Vázquez no le hace ser "optimista", ya que el titular de Educación —asegura— "declinó hasta ahora todas las llamadas realizadas" en este sentido.

El diputado del PSdeG también constata que el texto presentado este martes "parte ya de una rectificación", donde se puede observar —dijo— que la palabra autoridad "desapareció del título, como le indicaron sus asesores para tratar de evitar la semejanza con la Ley de Autoridad del Profesor, de Esperanza Aguirre, que provocó una gran confrontación en la comunidad educativa".

Meijón explica que la referencia a la autoridad pública de los docentes constituye un "repetitivo recurso argumental del Partido Popular que sabe que se resolvió hace tiempo" —con una circular de 2008 de la Fiscalía General del Estado—. En este sentido, la nacionalista Carme Adán sostuvo que esta autoridad viene dada por el "respaldo" de la comunidad educativa a los profesores y entiende que "nadie se va a oponer" a esta condición, pero lamenta que se trate como un "tópico".

Adán, que también apela a la necesidad de dialogar esta normativa, y Meijón coinciden en que el anteproyecto presentado es una relación de "lugares comunes" y "una cortina de humo" con el fin de "ocultar" las "graves y grandes carencias provocadas por el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo" en el sistema educativo, en palabras de Meijón.

El diputado del PSdeG explica que son necesarios "más cuidadores, más expertos en educación de la diversidad, en la introducción de nuevas figuras como mediadores sociales" y advierte que estas cuestiones "no figuran en las políticas del día a día". "La convivencia escolar también precisa de medios y recursos que con los gobiernos de Feijóo no están más que disminuyendo", señala.

También la nacionalista Carme Adán se pronunció en este sentido y, en declaraciones a Europa Press, ha señalado que para mejorar la convivencia escolar es preciso mejorar las "ratios del alumnado o la capacidad de desdobles". "No sólo es subir a un profesor a una tarima o poner a los alumnos uniformados y en fila", ha ilustrado la parlamentaria.

Además, la diputada del Bloque señala que frente a una "sobredosis legislativa", es necesario llevar a cabo una "ley con concreción práctica". Por ello, en el contexto de "recortes importantísimos" en el ámbito educativo, este texto lo atribuye a "propaganda, propaganda y propaganda".

"cambio de timón"

A juicio del socialista Guillermo Meijón, el conselleiro de Educación tiene que dar "un cambio de timón" a su actitud a la hora de contar con el Consello Escolar de Galicia, el Observatorio de la Convivencia y la Mesa Sectorial de Educación y pide una "imprescindible llamada" a una participación de todos los sectores implicados que consiga un texto de consenso.

Carme Adán presentará una interpelación en la Cámara para plantear al conselleiro por distintas cuestiones, como sus referencias sobre "valores perdidos en la educación" y su preocupación por la estética del alumnado.

La parlamentaria del BNG ha subrayado que la Comunidad gallega cuenta con un índice de conflictividad "muy bajo", que se produce —dijo—, fundamentalmente, en los centros "masificados". De esta manera, tal y como ha explicado a Europa Press, la fórmula que debería elegir el departamento que dirige Jesús Vázquez debería ser valorar las demandas del profesorado sobre el desdoble de grupos y aumento de profesores, porque ello "redundará en la mejora de la calidad educativa".

Por otro lado, Adán espera que la Consellería de Educación remita, cuanto antes, a la Cámara gallega, el borrador del anteproyecto de ley de convivencia para conocer en detalle su contenido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.