La representación sindical de la Policía Foral y la Policía Municipal de Pamplona han insistido en "la necesidad de volcar los esfuerzos en el diálogo y el consenso" para conseguir que la ley de Policías "satisfaga a todos, porque esa será la fórmula que garantiza el mejor servicio al ciudadano".

En un comunicado, la parte sindical ha respondido a las declaraciones del consejero de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Caballero, quien calificó la ley de Policías como "chapucera" y que "no satisface a nadie".

Los sindicatos se han mostrado "de acuerdo" en que la norma "no satisface a nadie", algo que, a su juicio, "evidencia la necesidad de volcar los esfuerzos en el diálogo y el consenso que venimos reclamando desde hace más de once años".

Sin embargo, no comparten la calificación de "chapucera" que realiza de la ley. Así, argumentan que "las leyes emanan del poder legislativo, donde reside la soberanía popular, y hay que ser cuidadosos en la adjetivación de sus trabajos, máxime si las opiniones parten de una persona con la responsabilidad política del vicepresidente primero del Gobierno de Navarra".

Además, han recordado que "exige permanentemente respeto a las autoridades superiores, hasta el punto de incoar expediente disciplinario a trece miembros de la Comisión de Personal de Policía Foral, por un comunicado crítico con su gestión".

Por otro lado, han criticado que "el resultado final" de la ley "tiene su causa en la acción del grupo que sustenta al Gobierno de Navarra". "Entender, como hace Caballero, que la ley resulta insatisfactoria, incluye a UPN, que fue el grupo parlamentario que presentó la mayoría de las enmiendas y que fueron aprobadas finalmente".

"La solución al conflicto creado es aplicar la lógica y sentido común, como hacen las personas sensatas. Es necesario buscar el consenso entre todas las partes implicadas para conseguir que satisfaga a todos, porque esa será la fórmula que garantiza el mejor servicio al ciudadano", han defendido.

A su juicio, una vez que se alcance el consenso, "tanto la tramitación de la necesaria modificación definitiva de la ley, como su posterior aplicación, resultarán pacíficas y amplias en el tiempo". Esto, han destacado, "facilitará a su vez una adecuada reglamentación y un servicio al ciudadano de calidad". "En ello seguimos los policías de Navarra, esperando la iniciativa de quién tiene la responsabilidad política", han concluido.

Consulta aquí más noticias de Navarra.