El secretario general de Asaja-Sevilla, Miguel Afán de Ribera Ybarra, ha calificado como "inaudito" que se pretenda ejecutar "sí o sí" el dragado del río Guadalquivir "ya que, amparándose en la necesidad de ampliar el Puerto de Sevilla, se pretende ejecutar la obra ignorando las normas legales que todos los demás sectores económicos deben cumplir".

El también miembro del Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana indica que, en unos momentos en que "cualquier actividad productiva está sometida a unas estrictas normas medioambientales, el Puerto de Sevilla y las instituciones que le arropan pretendan ejecutar sí o sí una obra hidráulica tan importante y con tantas consecuencias como el dragado del río Guadalquivir".

Así, afirma que "nadie pone en duda" la necesidad del dragadopara que barcos de mayor calado puedan acceder a Sevilla y revitalizar el puerto, "pero hay que hacerlo respetando los legítimos intereses económicos y medioambientales de todos los que viven del río, ya sean agricultores, pescadores, poblaciones ribereñas o el propio Espacio Natural de Doñana".

"El dragado, si se hace, debe hacerse de tal manera que confluyan los intereses de todos los colectivos anteriormente señalados y por supuesto los del Puerto de Sevilla. Resulta poco edificante que quienes defienden la obra califiquen a todos los que se oponen a las bravas al dragado, e incluso a aquellos que defienden una posición consensuada, como sectarios o radicales", añade.

Además, critica que los defensores del dragado Qesgriman motivos presupuestarios para pretender imponer a toda costa esta obra", ya que "el argumento de que no hacer el dragado en estos momentos supondría reconocer ante Europa esta incongruencia, no es más que la constatación de un hecho por el que habría que exigir responsabilidades a la institución que ha acometido la imprudencia de ampliar el puerto y construir una nueva esclusa sin contar con las debidas garantías de que el dragado pudiera efectuarse de una manera beneficiosa para todos".

"Como todo el mundo comprenderá, nadie por capricho se opone a una obra que beneficia a Sevilla, a su sector turístico, al portuario y a la actividad económica en general, sino que lo que realmente se pretende es que estos beneficios no se hagan a costa de otros sectores que en estos momentos dependen de la situación del río Guadalquivir", explica.

"ocultamiento" del informe

Igualmente, Afán de Ribera subraya que para encontrar el consenso son "inadmisibles actitudes como la de la Autoridad Portuaria, quien con suma prepotencia y nula transparencia ha ocultado el informe realizado, entre otros, por el Instituto de las Ciencias Marinas de Andalucía, el Grupo de Dinámica de Flujos Ambientales de la Universidad de Granada y el Grupo de Dinámica Fluvial e Hidrológica de la Universidad de Córdoba".

Señala que desde Asaja se ha solicitado "reiteradamente" dicho informe tanto al Consejo de Participación de Doñana como al propio presidente de la Autoridad Portuaria "sin resultado alguno, habiéndose sin embargo filtrado partes del mismo en diversas ocasiones a medios de comunicación".

"Respetémonos y tratemos entre todos conjuntamente de buscar la mejor opción para que los intereses confluyan y, si el dragado no perjudica a los sectores que viven del río ni al medio ambiente y además beneficia a Sevilla, evidentemente, saldrá adelante sin más dilaciones, para ello, mucho tendrá que cambiar la actitud de la Autoridad Portuaria al respecto", sentencia.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.