El presidente del PP de Asturias, Ovidio Sánchez, ha reconocido este martes que "siempre es desagradable" que un hombre como el ex ministro y vicepresidente del Gobierno, Francisco Álvarez-Cascos, pegue "un portazo de esta manera", tras incorporarse al partido en sus dos o tres primeros años.

No obstante, en unas declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press, ha señalado que la formación cuenta con 21.600 afiliados en Asturias, 75 juntas locales y un proyecto, que es ganar las próximas elecciones autonómicas en Asturias. Al respecto, ha aconsejado no distraerse a otras alternativas, -como la sugerida por Cascos-, que "favorecen siempre al PSOE".

En cuanto a las críticas vertidas por el ex diputado popular y ex vicepresidente del Parlamento asturiano, Pelayo Roces, Sánchez lo ha atribuido a "una posición muy personal de antipatías" y ha recordado que el Partido cumple sus estatutos, hace sus congresos y respeta lo que se decide en los mismos. "Hay que presentarse, ganarlos y después tener la autoridad para opinar", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.