Para

Ugt pv, el desempleo registrado en el mes de diciembre en la Comunitat Valenciana —con un descenso en 1.590 personas— y el número de parados existente en la autonomía —501.315—, son "un mal dato fruto de la retirada prematura de las políticas expansivas y de los ajustes promovidos por el Gobierno que han perjudicado fundamentalmente a las rentas del trabajo, a los trabajadores y trabajadoras".

Además, para la UGT-PV estos "malos datos cuantitativos" se "complican" con otros datos cualitativos como los incrementos de la tasa de contratación temporal, ya que el año se cerró con un nuevo incremento en poco más de un punto, con lo que se situó en un 90,99 por ciento. Asimismo, ha destacado el descenso de la afiliación a la seguridad social en 28.513 personas, un 1,64% menos que hace un año.

El sindicato ha añadido que de las 501.315 personas que actualmente están registradas en las oficinas del Servef, más de 178.000 no perciben ningún tipo de prestación, mientras que entre las que sí lo hacen, cerca del 60 por ciento perciben menos de 450 euros al mes. Así, la tasa de cobertura de prestaciones se sitúa en el 64,59 por ciento, cuatro puntos menos que hace un año, lo que a juicio de la UGT-PV "supone la constatación de que la retirada del PRODI se realiza cuando más falta hace".

"Se hace necesario reivindicar, aún con más fuerza, la necesidad de adaptar y agilizar la aplicación de la Renta Garantizada de Ciudadanía de la Comunitat Valenciana como soporte asistencial mínimo necesario para las personas cuyos miembros no encuentran trabajo", ha apuntado, al tiempo que ha añadido que el 40 por ciento de las personas desempleadas "lleva más de un año en busca de empleo, poniendo de manifiesto que la creación de empleo depende de la actividad económica de un país, no de las leyes laborales que rigen en el mismo".

Consulta aquí más noticias de Valencia.