El sindicato UGT en Huesca ha valorado las cifras del desempleo publicadas por el Servicio Público de Empleo Estatal, según las que el paro bajó en la provincia en el mes de diciembre un 0,24 por ciento, situándose la cifra de parados en 13.087 personas. Para UGT este descenso es estacional y "no es para estar satisfechos", según el máximo responsable de este sindicato en Huesca, Fernando Gállego.

El paro registrado en Aragón ha subido en diciembre un 1,25 por ciento y Huesca es la provincia con un mejor comportamiento, ya que ha experimentado un descenso en el número de parados del 0,24 por ciento, mientras que en Teruel ha habido un aumento de desempleados del 2,20 por ciento y en Zaragoza un incremento del 1,42 por ciento.

A este respecto, Gállego ha afirmado que "tenemos unas cifras un poco mejores que en el resto de Aragón, pero no podemos estar contentos por ese tímido descenso de 31 desempleados". Ha añadido que "es una bajada de paro estacional que se produce en la agricultura y en los servicios, sin embargo en la industria y en la construcción hay una subida de 134 y 250 parados más respectivamente y eso no es bueno, ya que son empleos difícilmente recuperables".

Huesca muestra bajadas tanto en Agricultura (-8,02%) como en Servicios (-4,21%). Suben Construcción e Industria (10,31% y 9,33% respectivamente). El colectivo de sin empleo anterior ha disminuido un 1,20 por ciento.

El representante sindical se ha mostrado pesimista respecto a los datos relacionados con el empelo en Huesca y su comparativa con años anteriores. "Tenemos 658 parados más que el año pasado y no se está produciendo una recuperación clara, además hay que tener en cuenta que tenemos más de 13.000 parados que suponen 7.130 más que hace tres años. No despegamos y esto no es para estar contentos". A ello, Gállego ha apuntado que los contratos temporales siguen siendo superiores a los indefinidos.

En su análisis, el responsable de UGT ha manifestado que "las reformas del Gobierno central no son la que van a marcar una tendencia de recuperación, sino muy al contrario, ya que estamos hablando de aumento de paro, de reforma de pensiones que van en la senda contraria y que conforman políticas de desconcierto que crean incertidumbre en los ciudadanos y trabajadores".

También se ha referido al recorte de salarios de empelados públicos y ha trasladado que "en Huesca hay muchos empleados públicos, que con la subida del IPC van a ver disminuido s poder adquisitivo entorno a un 8 por ciento y eso tira para abajo del consumo y arrastra empleos de otros sectores".

Según su valoración, el año que viene será "muy difícil, peor que el 2010 y no se creará empleo". Los retos pasan por crear empleo y atraer pequeñas y medianas industrias relacionadas con el sector de la agoalimentación. "Aquí se produce mucho alimento pero no se avanza en ese tema", ha dicho Gállego para quien "esta provincia no puede vivir permanentemente del turismo, por que es insuficiente".

Considera que "hay que diversificar y apostar por industrias" y además entiende que "el 2011 debe ser el año en el que se desbloqueen las infraestructuras, porque son las que nos garantizarán el futuro y nos harán competitivos".

Consulta aquí más noticias de Huesca.