El sindicato ELA ha advertido de que tanto la reforma laboral como los "recortes sociales impuestos" han empeorado la situación del empleo y de la protección social, de la misma forma que lo hará la futura reforma del sistema de pensiones que tiene previsto aprobar el Gobierno central. En este contexto, ha resaltado que la huelga general del próximo 27 de enero es "una oportunidad para decir basta a los ataques a la clase trabajadora".

En un comunicado, ELA ha destacado que el desempleo en Euskadi y Navarra ha ascendido en diciembre a 178.972 personas, lo que supone un aumento de 3.458 respecto al mes de noviembre y de 10.118 en relación a diciembre de 2009. "Estos datos evidencian que los ligeros datos de mejora de la situación económica no se están trasladando en creación de empleo, sino todo lo contrario", ha subrayado.

Además, ha denunciado que el 36,5 por ciento de la población registrada en las listas de los servicios públicos de empleo "no recibe ningún tipo de prestación", mientras que únicamente el 38,7 por ciento percibe prestación contributiva y el 24,8 por ciento la prestación asistencial, "de menor cuantía que la contributiva".

El sindicato vasco también ha destacado que el 93 por ciento de los 924.588 contratos registrados a lo largo de 2010 son temporales, 0,7 puntos más que en el ejercicio 2009, lo que pone de manifiesto que la reforma laboral efectuada "no ha servido para evitar el uso abusivo y fraudulento de la contratación temporal".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.