Ulecia llama a los conductores "a no confiarse" ante el aumento de víctimas mortales en la AP-68, de 0 a 6 en 2010

Destaca, por contra, el "éxito" que supone el descenso en las víctimas en la N-232, con tres fallecidos en el último año
Accidente de tráfico
Accidente de tráfico
Emergencias 112 Madrid

El delegado del Gobierno en La Rioja, José Antonio Ulecia ha llamado este martes a los conductores "a no confiarse" aunque vayan circulando por la autopista, una recomendación que ha realizado ante el aumento de víctimas mortales registradas en el año pasado en el tramo riojano de la AP-68, que ha pasado de 0 en 2009 a las 6 que ha habido en 2010.

En rueda de prensa, Ulecia ha realizado un balance anual en materia de tráfico en la comunidad, que, como dato general, apunta que las víctimas mortales en las carreteras de La Rioja se han reducido un 47 por ciento en 2010 con respecto a las producidas en el año anterior, pasando de las 30 de 2009 a las 16 del último ejercicio.

Esta cifra representa el primer mayor descenso por comunidades autónomas, y superior al descenso del 9 por ciento experimentado por la media nacional, según los datos de siniestralidad vial presentados hoy por la Dirección General de Tráfico.

Así, frente a las 30 personas que murieron en las carreteras murcianas en el año 2009, durante el año que acaba de terminar se han producido 16 fallecimientos, lo que representa una reducción del 47 por ciento respecto al año pasado y del 71 por ciento si se toman en cuenta las cifras del año 2001, cuando fallecieron 55 personas.

Según ha destacado el delegado, en estas cifras han influido de forma especial medidas como "la mejora de las infraestructuras, mejoras en el mantenimiento de las vías, el cambio en la norma con el permiso por puntos, más medios por parte de la Guardia Civil y, sobre todo, el mayor éxito, que es la concienciación ciudadana sobre la importancia de la seguridad vial".

En cuanto a los accidentes mortales contabilizados en las carreteras riojanas también se ha producido un importante descenso durante el año 2010. La Dirección General de Tráfico ha contabilizado en los últimos 12 meses un total de 15 accidentes, lo que supone una reducción del 35 por ciento respecto al año pasado y del 63 por ciento respecto al año 2001.

Ulecia ha reseñado que "los accidentes que se han dado han tenido consecuencias sensiblemente inferiores, por la mejora de las vías interurbanas y la mejora de la seguridad de los conductores, por el uso del cinturón, el respeto a los límites de velocidad o el no consumo de alcohol".

Ha destacado que, "por primera vez, en 2010, ha habido dos meses seguidos sin víctimas mortales en las carreteras riojanas". Del total de 16 fallecidos, el mayor número, 6, fueron en la autopista AP-68, lo que supone el 40% del total, "algo que no tiene una explicación razonable, salvo la confianza del conductor que le lleva a perder las medidas de precaución que se deben tener en cualquier vía".

De estos seis fallecimientos, tres se dieron en el entorno de Haro y los otros tres, en el resto del tramo riojano de la autopista. "No se han encontrado razones objetivables para esta situación", ha insistido Ulecia.

El delegado ha dicho que "estamos en ello, con la Guardia Civil de vigilancia, se intensificará el control como se está haciendo en todas las vías", mientras que ha realizado un llamamiento a los conductores "a que no se confíen pese a circular por una autopista, que parece una vía más segura".

Por otro lado, ha incidido en que en carreteras nacionales ha habido "sorprendentemente" 9 muertos menos que en 2009 "mientras que en la autopista se ha pasado de 0 a 6". De los muertos en carreteras nacionales, 3 fueron atropellos, uno en la N-232 y las dos mujeres arrolladas en noviembre pasado en la zona de La Grajera, en la LO-20.

Además, hubo 4 víctimas mortales en carreteras regionales; 1 fue en la N-120; y 3 -incluido el atropello- se produjeron en la N-232, "un éxito", según Ulecia, que ha afirmado que "hemos pasado de que sea la carretera más peligrosa, con 20 muertes en 2005, a una de las más seguras", una tendencia que se viene mostrando "desde 2007 y 2008", cuando ya las cifras de víctimas mortales se redujeron a la mitad.

Ulecia ha apuntado que, de las 16 víctimas mortales, 6, un 40%, "no produjeron el accidente, lo que significa que conducían correctamente y con normalidad", por lo que ha insistido de nuevo "en la necesidad de pedir conducta cívica a los conductores".

Por último, ha señalado que la edad de los fallecidos en accidentes de tráfico se ha incrementado, ya que 6 de las 16 víctimas estaban en la franja de edad entre 40 y 40 años.

Ulecia ha apuntado que, por el momento, no se va a llevar adelante ninguna actuación como la colocación de radares, "pero sí vamos a seguir con controles y campañas habituales".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento