El sindicato UGT ha augurado este martes, tras conocerse los últimos datos del paro registrado en el mes de diciembre, que Castilla y León volverá a ser una comunidad autónoma de emigrantes y ha advertido asimismo de que, tras seis meses de aplicación de la reforma laboral la temporalidad sigue creciendo.

Tras reiterar que la situación de Castilla y León en cuanto al desempleo es "notoriamente peor" que en el resto de España, UGT ha cuestionado el incremento del desempleo en servicios en un mes en el que tradicionalmente desciende el paro en este sector.

"Según la evolución de los datos sobre el desempleo, Castilla y León puede llegar a tener un paro estructural de 160.000 personas, lo que sin duda alguna supondrá una seria dificultad para superar la crisis en la que nos encontramos inmersos", ha advertido el sindicato en un comunicado de prensa recogido por Europa Press.

Para UGT, si se une a esta situación los problemas que hay en Castilla y León para generar empleo "el resultado es la forzada emigración de nuestros jóvenes y el consiguiente y preocupante incremento de la despoblación en la Comunidad" por lo que el sindicato ha insistido en que Castilla y León volverá a ser una región de emigrantes.

En cuanto a las cifras de desempleados en Castilla y León que cuentan con cobertura, éstas alcanzan el 60,69 por ciento frente al 73,02 por ciento de la media nacional, una diferencia del 12,33 por ciento.

Para UGT Castilla y León es fundamental que todos los desempleados de larga duración que hayan agotado las prestaciones a las que tengan derecho no queden sin cobertura, por lo que espera que la Junta de Castilla y León no demore la entrada en vigor del Programa de Integración y Empleo (PIE) firmado el pasado 22 de diciembre de 2010 por el Consejo del Diálogo Social.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.