Las víctimas mortales en la carreteras extremeñas competencia de la Junta descienden un 34,15% en 2010 y pasan de 41, en 2009, a 27 durante el pasado año.

El análisis de la accidentalidad durante el año 2010 en estas vías revela una "sensible disminución" en el número de víctimas mortales, según informa el Ejecutivo regional en nota de prensa.

En ambas provincias ha disminuido el número de fallecidos pero destaca Cáceres con una bajada del 60% al pasar de 15 muertos en 2009 a 6 en el año 2010. En Badajoz la disminución ha sido menor alcanzando un 19,23%, contabilizándose el accidente más trágico, ocurrido en Oliva de Mérida, en el que se registraron siete fallecidos.

En el ámbito regional los heridos graves también disminuyen en un 8,57% al pasar de 105 en el año 2009 a 96 en el 2010. En heridos leves, por el contrario se detecta un repunte del 10,83% al pasar de 545 en el año 2009 a 604 en el año recién finalizado.

Estos datos ponen de relieve que la gravedad de los accidentes de tráfico va disminuyendo en las carreteras de la red de competencia autonómica lo que indica un mejor comportamiento de los conductores.

Un análisis retrospectivo comparativo de la accidentalidad de 2010 con la media del período 2006 - 2009 revela que en el ámbito regional hay una disminución del número de víctimas mortales del 31,2%%; del 34,92% en heridos graves y del 3,4% en heridos leves, cifras que indican que la tendencia a la disminución se mantiene.

Pese a estos datos positivos, la Junta de Extremadura pide a los conductores la máxima prudencia y el cumplimiento estricto de la normativa de circulación, así como de las indicaciones y consejos de las autoridades responsables del tráfico, con el objetivo de conseguir entre todos que el número de víctimas en las carreteras continúe disminuyendo en el futuro.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.