Una víctima del corrimiento en Filipinas (Reuters).
Una víctima del corrimiento en Filipinas (Reuters). Reuters

El presidente de la Cruz Roja de Filipinas, Richard Gordon, declaró que la información sobre las víctimas procede de los medios locales y que trataban de verificar la noticia.

La portavoz Eva Tomol, del gobierno de la provincia de Leyte, región donde ocurrieron los hechos, informó de que de momento sólo han podido confirmar cuatro fallecidos.

Es bastante difícil acceder al lugar de suceso

"Es bastante difícil acceder al lugar de suceso, por lo que nos cuesta verificar las informaciones que recibimos", añadió la funcionaria por teléfono.

Tomol señaló que el corrimiento de tierras sepultó unas 500 viviendas de Saint Bernard y apuntó que, "según varias fuentes en la zona, cinco alumnos de una escuela que quedó sepultada consiguieron salvarse y un niño de un año ha sido rescatado".

"El cuerpo de bomberos -agregó- ha pedido al gobierno provincial que evacúe a los residentes a una barriada cerca del lugar del accidente para evitar que se produzca más víctimas en caso de que ocurra otro deslizamiento de tierras".

Las intensas lluvias caídas en las islas Visayas en los últimos días, que los meteorólogos filipinos atribuyen al fenómeno climático de La Niña, han sido las causantes de la tragedia.

El domingo pasado, un corrimiento de tierra en la aldea Agas Agas (Leyte) mató a siete operarios que trabajaban en la construcción de una carretera. A pesar de las precipitaciones, Filipinas se encuentra en su estación seca.