Iberdrola ha puesto en marcha la nueva subestación de Villamayor, ubicada en la población conquense de Villamayor de Santiago, en el sudoeste de la provincia de Cuenca, y que dispone de una potencia inicial de 10 megavoltioamperios (MVA).

Para el desarrollo de la instalación que ha incluido la construcción de la subestación y de una línea eléctrica de 66 kilovoltios (kV), la compañía ha invertido más de 3 millones de euros, según ha informado en un comunicado.

Esta iniciativa supone un importante impulso a la red de distribución de energía de la Compañía en esta zona, ya que supone un refuerzo de la interconexión de la misma e implica mejorar la garantía del suministro eléctrico.

En concreto, la subestación atiende a las poblaciones de Horcajo de Santiago, Pozorrubio, Hontanaya, Villanueva de Alcardete, Puebla de Almenara, Almonacid del Marquesado, Villamayor de Santiago, entre otros. Hasta ahora, estos núcleos de población eran abastecidos desde las subestaciones de Quintanar de la Orden, Tarancón, Villares del Saz y El Pedernoso.

La nueva infraestructura estará conectada con la subestación de Villares del Saz mediante una línea de 66 kV. Inicialmente cuenta con un transformador de 10 MVA de potencia, aunque, tras futuras ampliaciones, su capacidad podría alcanzar los 40 MVA.

Iberdrola atiende a cerca de 108.000 puntos de suministro en 140 municipios de la provincia de Cuenca, gracias a una amplia red de distribución. En concreto tiene 15 subestaciones, más de 1.200 centros de transformación, alrededor de 3.000 kilómetros de líneas áreas y subterráneas de media y alta tensión.

En Castilla-La Mancha, la compañía tiene cerca de 700.000 clientes y cuenta con una amplia red de distribución, que está formada por más de 60 subestaciones, alrededor de 8.000 centros de transformación, unos 2.500 kilómetros de líneas de muy alta tensión y alta tensión, cerca de 12.000 kilómetros de media tensión y 10.000 kilómetros de baja tensión.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.