Así, donde el número de desempleados registrados en las Oficinas de los Servicios Públicos de Empleo en diciembre ha aumentado en 140 personas en relación al mes anterior.

Este "peor comportamiento del paro en Alicante, contrasta con la evolución positiva de las restantes provincias de la Comunitat Valenciana", y para UGT "demuestra que, si las políticas activas de empleo, responsabilidad de la Generalitat Valenciana, son ineficaces en su conjunto, Alicante es la gran olvidada para nuestros gobernantes".

Además, ha considerado que sus Presupuestos para el 2011 son "incompatibles con el crecimiento económico y el empleo, y socialmente injustos, ya que inciden en el error de priorizar reducción del déficit público como objetivo principal".

En su opinión, la Comunitat Valenciana ha de cambiar el modelo y poner todos los medios a su alcance para generar empleo estable y de calidad.

"Mientras esto no se alcance, es imprescindible mantener las prestaciones sociales", y "es urgente aplicar de forma inmediata la Renta Mínima Garantizada" para las personas que no tienen los ingresos mínimos, ya que dos de cada diez personas que residen en la Comunitat Valenciana viven por debajo del umbral de la pobreza.

De igual modo, UGT también ha exigido una mayor coordinación y esfuerzo de la Hacienda Pública y la Inspección de Trabajo en la lucha contra el fraude y el control de la economía sumergida, y ha emplazado a las organizaciones patronales a denunciar las malas prácticas de aquellos empresarios que incumplen los requisitos legales y defraudan y crean precariedad en el mercado laboral.

Escalada de conflictividad

Así mismo, UGT ha remarcado que el año 2010 "no ha sido el año de la recuperación económica", sino que ha sido el año en el que el "giro brusco y radical en la política económica, social y laboral del Gobierno, ha traído como consecuencia la ruptura de la paz social con la convocatoria de la huelga general de 29 de septiembre".

Para UGT, las políticas de ajuste o la reforma laboral que impuso el Gobierno no han resuelto ninguno de los problemas. A su parecer, los problemas siguen ahí, ya que el paro sigue aumentando, la precariedad laboral ha aumentado en décimas este año tras la entrada en vigor de la Reforma Laboral, y "el objetivo de intentar calmar a los mercados financieros tampoco ha servido de nada".

Este sindicato además ha hecho hincapié en que "en las reformas que han funcionado, el protagonismo fundamental y exclusivo ha sido de los sindicatos y la patronal", y se ha mostrado completamente contrario a la eliminación de elementos fundamentales que aseguran la estabilidad de la Negociación Colectiva —como el valor normativo de determinadas cláusulas de los convenios colectivos, o la ultraactividad—.

Este tipo de iniciativas, junto al retraso en la edad de jubilación, "sería un motivo para que la escalada de la conflictividad fuera mayor", ha advertido. 140

Parados más

En valores relativos el aumento de 140 parados supone un ascenso del 0,07 y sitúa la cifra total de parados en 204.031 personas, con una subida del paro en el sector servicios de 182 personas; de 136 en industria y de 303 en construcción, mientras que ha bajado en 49 personas en agricultura y en 432 en el colectivo Sin Empleo Anterior.

El desempleo masculino es superior al femenino en 1.403 personas y se sitúa en 102.787, lo que supone un aumento de la diferencia sobre el mes anterior.

En términos interanuales se ha incrementado el número total de parados en 9.122, —un 4,68 por ciento—, y por sectores, servicios ha subido en 8.867 parados; el colectivo sin empleo anterior se ha incrementado en 3.252 y en agricultura con 925. Construcción e industria han bajado 2.919 y 1.003 parados, respectivamente.

En relación a la contratación, en diciembre se han realizado un total de 28.774 contratos en el mes —6.296 menos que en el mes anterior, un 17,95 por ciento menos—, de los cuales 3.015 son indefinidos —10,48 por ciento— y 25.759 temporales —89,52 por ciento—.

El porcentaje de la contratación indefinida de los seis últimos meses ha sido del 9,28 por ciento, mientras que en el mismo periodo del año anterior fue de un 9,38 por ciento, "lo que demuestra que la puesta en marcha de la reforma laboral no está sirviendo para acabar con la dualidad y la precariedad del mercado de trabajo".

La afiliación media a la Seguridad Social en la provincia de Alicante en el mes de diciembre de este año se sitúa en 554.088, lo que significa una disminución de 3.487 cotizaciones menos respecto del mes anterior. En la variación media interanual se registran 9.548 afiliaciones menos, un 1,69 por ciento.

Consulta aquí más noticias de Alicante.