El jurado del Premio Emakunde a la Igualdad ha decidido otorgar el galardón en la edición de 2010 a la investigadora y catedrática de Antropología Social Teresa del Valle Murga, por ser un referente destacado en el objetivo de la igualdad en el ámbito académico vasco, con una dilatada trayectoria de trabajo en la creación y transmisión de conocimiento sobre la realidad de las mujeres en general y de las mujeres vascas en particular, según ha dado a conocer este martes la directora de Emakunde, María Silvestre.

Silvestre, que ha comparecido en rueda de prensa, junto a la premiada y la secretaria general de Emakunde, Arantxa Elizondo, ha recordado que la candidatura de Teresa del Valle fue presentada por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

El jurado del Premio Emakunde ha valorado no sólo la "relevancia" de su actuación entre la comunidad académica, sino también su "repercusión e influencia" en la sociedad y ha puesto también de manifiesto su "cercanía y colaboración" respecto a las diferentes solicitudes y demandas que han podido serle realizadas desde diferentes ámbitos.

Asimismo, el jurado ha puesto de manifiesto que el reconocimiento al trabajo de Teresa del Valle es "el reconocimiento al trabajo de todas las mujeres que ejercen su actividad en los ámbitos del conocimiento, de la investigación y de la enseñanza" en un año 2010, además, en que se han cumplido 100 años desde que las mujeres pudieron "matricularse libremente en la universidad", sin la necesidad de solicitud de autorización para su matriculación como alumnas oficiales.

María Silvestre ha destacado que el hecho de que el jurado del Premio Emakunde "haya considerado que el trabajo de Teresa del Valle es un claro ejemplo a considerar como elemento para premiar y valorar, pone de manifiesto la importancia que tiene que mujeres como Teresa hayan trabajado durante tantos años y hayan insistido en la necesidad de introducir la perspectiva de género y trabajar desde las teorías feministas, en este caso desde la Antropología Social".

Teresa del Valle ha agradecido el premio a Emakunde y a la UPV/EHU que la propuso y ha asegurado estar "muy emocionada" porque ha sido "una sorpresa total" y "un honor" porque ella ha trabajado en lo que le parecía que "tenía que hacer" y lo ha hecho "con auténtica pasión, porque la Antropología Social es una mirada a la vida, a la sociedad y es un campo de investigación y de trabajo que inserta en la sociedad que estoy ahora y en la que he estado en otros momentos".

Asimismo, ha asegurado que su compromiso con la igualdad ha sido "a nivel personal, porque creo y aspiro en una sociedad en la que fluyan las relaciones entre mujeres y hombres, y también colectivo". Teresa del Valle ha dedicado el premio a sus hijas, su nieta y su nieto, a alumnos y profesores de la UPV/EHU con las que ha compartido su trayectoria y a las Mercenarias Misioneras de Berriz, institución en la que desarrolló parte de su carrera.

En un momento de su intervención, Teresa el Valle se ha referido a la violencia de género y ha manifestado que "es una responsabilidad social y lo mismo que nos estamos ocupando de la violencia política, y yo soy la primera interesada en ese tema, la violencia contra las mujeres es una cuestión de Estado, social, personal, de educación y de preocupación honda social".

A su juicio, se tiene que afrontar "desde muchos campos", entre ellos la educación, "pero una educación que no sea sólo palabras bonitas, sino una educación desde cómo enseñamos a los niños en nuestro contexto cotidiano, como compartimos esa flexibilidad y ese aportar de hombres y mujeres que hace que la sociedad sea mucho más rica y más fluida".

"Para que una sociedad innove tiene que tener en cuenta la fluidez en las relaciones sociales, que se traduce en un compromiso de corresponsabilidad, que va generando relaciones de igualdad y las relaciones de igualdad van creando formas nuevas de compartir, de emocionarse, de jugar, de avanzar y de trabajar juntos y juntas", ha añadido. PREMIADA

Teresa del Valle es catedrática emérita de Antropología Social de la Universidad del País Vasco. Investigadora en Micronesia y Euskadi en los campos de la antropología feminista, antropología política, rituales, cambio social y categorías de espacio y tiempo, se ha dedicado también a la docencia e investigación, que han ido parejas en su trayectoria académica. Tanto en los temas que ha tratado como en las orientaciones teóricas destacan la Antropología Social y un interés en el avance de los campos y metodologías propias de la Antropología Feminista.

En el capítulo de publicaciones cuenta con 16 libros, nueve de ellos como autora, cuatro como editora y tres como coautora. Junto a su trabajo investigador ha prestado atención a lo que denomina "la dimensión social del conocimiento y consiste en participar en foros más allá del medio académico". Lo ha hecho a través de conferencias, cursos, artículos en revistas divulgativas y especialmente en periódicos. Así, entre 1985-2010 he publicado unos 200 artículos que ofrecen "una mirada antropológica al análisis de la vida social y cultural y una mirada feminista que desvela diferencias que se convierten en desigualdades".

Algunos de los temas tratados han tenido que ver con el poder y las desigualdades entre mujeres y hombres, con la conciliación y sus dificultades, con la violencia machista, pero también con el cambio de valores, las nuevas formas de ver y construir las ciudades, las presencias y ausencias y sus causas en la memoria individual y social, entre algunos ejemplos.

Teresa del Valle ha sido evaluadora y asesora en planes de estudio de distintas universidades, como Rovira y Virgili (Tarragona), Sevilla, Autónoma de Barcelona, así como en comités científicos de revistas estatales e internacionales.

Entre 1970-1972 desarrolló su trabajo en la Universidad de Guam y entre 1974-1978 en la Universidad de Hawaii, donde estuvo becada en el Centro Estatal EAST-WEST Center para realizar el doctorado. Realizó inicialmente su trabajo de campo en Micronesia para centrarse paulatinamente en estudios contextualizados en Euskadi.

A su vuelta de Estados Unidos en 1979 inició su experiencia docente e investigadora en la Universidad del País Vasco, donde aún no existía la Antropología Social en el plan de estudios. Al año siguiente, en el segundo año de Facultad de Filosofía ubicada en San Sebastián, fue la primera persona contratada para impartir dicha materia y con ello cumplir su gran deseo de poder introducir dicha disciplina en la universidad pública.

En 1984 impartió el primer curso de doctorado en el campo de la antropología feminista bajo el título "Diferenciación y jerarquización sexual" en la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación y en 1988 obtuvo la primera cátedra de Antropología Social en la UPV-EHU. Otra iniciativa importante en su carerra fue la creación del Seminario de Estudios de la Mujer (1980-1994), el cuarto en aquellos momentos en el Estado español, y fue su directora entre 1981 y 1985 y entre 1991 y 1994).

El Premio Emakunde a la Igualdad sustituyó en su edición de 2006 a los antiguos Premios Emakunde que se dividían en distintos ámbitos. Desde que se constituyó un único Premio Emakunde a la Igualdad han sido galardonadas Mari Jose Urruzola (a título póstumo) en 2006, la asociación Bagabiltza en 2007, la Asamblea de Mujeres de Bizkaia en 2008 y Lilaton Taldea en 2009.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.