Pensiones
Un 62,3% de los ciudadanos cree que el sistema de pensiones empeorará en 2011, según el barómetro del CIS. EP

El paro continúa situándose a la cabeza de la lista de los principales problemas de los españoles, seguido de los problemas de índole económica y ya, más lejos, de la clase política, según se desprende del Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de diciembre.

La otra gran preocupación de los españoles son las pensiones y es que para el 62,3% de los ciudadanos el sistema público de pensiones empeorará en 2011.

La encuesta se basa en 2.480 entrevistas personales y domiciliarias realizadas en 237 municipios de 49 provincias realizadas entre el 1 y el 13 de diciembre y tiene un margen de error de aproximadamente el 2%.

Para el 67,4% de los entrevistados la situación política es "mala" o "muy mala" En concreto, el desempleo es citado como una preocupación por el 78,6% de las respuestas, mientras que los problemas económicos en general alcanzan el 52%. La clase política, por su lado, es mencionada por un 19,3% de los encuestados.

Por otro lado, sube la cifra de quienes piensan que la situación política es "mala" o "muy mala", hasta situarse en el 67,4%, tres puntos más que el mes anterior.

Expectativas para 2011

En esta ocasión, además de las preguntas fijas habituales, el CIS ha pulsado la opinión de los españoles sobre las expectativas que tienen en el año que acaba de comenzar y sobre el futuro de la sociedad española en general.

A este respecto, el 40,5% piensa que las cosas le irán mejor este año, el 16% cree que le irán peor y el 33,8% considera que le irán igual. Por otro lado, el 54,9% de los encuestados consideran que las cosas le han ido "bien" o "muy bien" en 2010 y al 21,5% le han ido "mal" o "muy mal".

El 40,5% de los encuestados confían en que las cosas le irán mejor en 2011 El 44,2% de los ciudadanos presiente que 2011 será "un año lleno de incertidumbres", mientras que el 39% ve que será bastante parecido a 2010 y sólo el 12,8% cree que estará "lleno de oportunidades".

Para el 51,1% es bueno que las cosas cambien, incluso aunque se genere un cierto desorden, y para el 42,2% es bueno que se mantenga el orden, aunque se limite algo la libertad.

Sólo en uno de los parámetros consultados por el CIS triunfan los optimistas: el terrorismo, que para el 32,9% de los españoles irá mejor este año, en contraposición con el 17,6 por ciento que pronostica que irá peor.

Un 44,4% apunta también la necesidad de mejorar la competitividad de la economía; un 17,5% hace hincapié en que hay que controlar más la inmigración y un 16,1% se muestra partidario de luchar contra las desigualdades sociales.

La herencia que recibirán los jóvenes

Sobre el empleo, el 72,7% opina que los jóvenes recibirán una herencia "más bien negativa", el mismo concepto que aplica el 66% a las futuras condiciones de trabajo y el 54,6% a la capacidad de compra.

Por el contrario, cerca de la mitad de los consultados ve que los jóvenes recibirán una herencia "más bien positiva" en cuanto a libertad, igualdad y solidaridad.