Los secretarios generales de Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT) en Castilla-La Mancha, José Luis Gil y Carlos Pedrosa, han asegurado que el aumento del paro en la región —un 9,03 por ciento respecto a 2009— se debe a que existe un tejido productivo "muy peculiar" con una falta de desarrollo industrial "latente desde hace muchos años", y han abogado por realizar una reconversión industrial.

Así lo han afirmado ambos dirigentes a preguntas de los medios sobre los motivos por los que el desempleo en Castilla-La Mancha se ha incrementado el doble que la media nacional (4,5 por ciento).

En ese sentido, el dirigente de CCOO ha apuntado en la región hay empresarios "muy conservadores" que han "resuelto" la crisis reduciendo plantillas, a lo que se añade, ha dicho, que hay empresas que no son "punteras" desde el punto de vista de la competitividad. Todo ello, ha señalado, ha llevado a una destrucción del empleo "muy rápida".

Asimismo, Gil ha indicado que el empleo en Castilla-La Mancha tiene un alto índice de temporalidad, "que es donde se ha hecho el ajuste en primer lugar", lo cual "dibuja un panorama poco gratificante".

El secretario regional de CCOO ha afirmado que hay que "enseñar" a los empresarios que una empresa que "quiere tener futuro" no puede generar beneficios al año siguiente, ya que, ha dicho, en la región hay muchas empresas que quieren "beneficio rápido a costa de lo que sea".

"Cualquier proyecto empresarial sólido requiere tiempo para que cuaje", ha asegurado Gil, algo que, a su juicio, no se ha dado en Castilla-La Mancha, donde "se ha jugado con el beneficio rápido y fácil, y eso es la antítesis del empresario moderno del siglo XXI".

Por ello, José Luis Gil ha señalado que hay que "intensificar" las medidas del Pacto por Castilla-La Mancha e incentivar una cultura empresarial "nueva" que permita adaptar a la región "al siglo XXI", lo que "no pasa por modernizar la negociación colectiva" ni tener menores salarios, sino por que las empresas inviertan en I+D+i, con lo que la región tendrá capacidad de aguantar "cualquier vaivén de la economía mejor que otros".

Diferencial con otras economías

Por su parte, Carlos Pedrosa ha explicado que la diferencia del desempleo en España con el resto de países se debe a dos motivos fundamentalmente. Por un lado, la necesidad de un cambio en el modelo productivo, para "dejar de depender" de sectores como la construcción que tiene "muy bajo valor añadido".

En ese aspecto, ha aludido a las "medidas de flexibilidad externa" de los empresarios, como la contratación temporal, en lugar de "modelos de flexibilidad interna, como ocurre en otras economías", como en el caso de Austria o Alemania "que aquí parece que nadie está dispuesto a aplicarlo".

Por otro lado, ha indicado que en España hay una parte "muy importante" de la población activa, sobre todo del sector de la construcción, que no trabaja directamente en Castilla-La Mancha, sino en comunidades limítrofes, y al detenerse la actividad en estas regiones ha repercutido negativamente en Castilla-La Mancha, especialmente provincias como Toledo y Ciudad Real.

Pedrosa ha señalado que a ello se añaden "comportamientos que rondan lo delictivo" en empresarios del sector de la construcción que en los meses de diciembre y agosto "en vez de dar a la gente vacaciones la mandan al desempleo".

Consulta aquí más noticias de Toledo.