La Cámara de Comercio de Tarragona augura un 2011 "difícil" para la economía de la provincia, especialmente por el escaso crecimiento de la ocupación, una falta de confianza que hunde el consumo —afectando especialmente al comercio minorista— y el frenazo en la obra pública presupuestada que no se ejecutará este ejercicio.

El gabinete de estudios de la Cámara considera, por tanto, que la Administración no será un motor de recuperación, pues "la inversión pública se reducirá de forma drástica para enjugar déficits por encima del 6% del Producto Interior Bruto (PIB)".

Asimismo, adelanta que las restricciones crediticias se mantendrán en 2011, lo que dificultará la financiación de operaciones empresariales. La Cámara demanda medidas para frenar los trámites burocráticos y estimular las deducciones fiscales, pues al sector privado "le corresponde el papel más relevante en la recuperación".

Oportunidades en áfrica y crecer para 2013

En este sentido, anima a las empresas de Tarragona a explorar mercados emergentes, menos saturados, en el África subsahariana, lo que les permitirá "ganar en competitividad".

Los expertos consideran que la economía de Tarragona volverá a una situación de estabilidad en 2013, cuando se volverá a crecimientos del 2%, "pero con estrangulamientos estructurales importantes como el mercado de trabajo, que mantendrá tasas de desempleo entre el 13 y el 15%".

Consulta aquí más noticias de Tarragona.