Los sindicatos ELA, LAB, STEE-EILAS, EHNE e HIRU han registrado en el Gobierno vasco la convocatoria de huelga general para el próximo 27 de enero contra la reforma "inasumible" del sistema de pensiones que, a su entender, constituye "el ataque más grave" que se ha producido hasta momento. Por ello, han animado a los ciudadanos vascos a secundar esta convocatoria para exigir que no se produzca "ningún recorte" de las pensiones.

Representantes de los cinco sindicatos han acudido este martes a la sede del Gobierno vasco en Bilbao para efectuar el registro de esta convocatoria de huelga minutos después de las once de la mañana.

De manera previa, el miembro de ELA Mikel Noval ha defendido, en declaraciones a los medios, la necesidad de "movilizarse" ante "un ataque tan grave" como el que se va a producir con la reforma del sistema de pensiones.

En este sentido, ha censurado que la reforma que el Gobierno central pretende aprobar el día 28 de enero supone, teniendo en cuenta las medidas anunciadas hasta ahora, "el ataque más grave que se ha producido al sistema público de pensiones".

Por ello, ha instado a secundar la huelga para poner de manifiesto que "los trabajadores no estamos de acuerdo con ese recorte" y exigir tanto al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero como a los distintos partidos políticos que "no aprueben ningún recorte de las pensiones".

Según ha asegurado, no aceptarán que se "recorten" las pensiones y se retrase la edad de jubilación, ni que se adopten medidas que supongan modificar "a la baja" el cálculo de las pensiones. "Tener una pensión digna es un derecho de todos y eso sólo lo podemos conseguir con la movilización", ha reivindicado.

En "la pobreza más absoluta"

En la misma línea, la representante de LAB Beatriz Mantxueta ha denunciado que la reforma planteada es "inasumible" y ha añadido que la modificación del sistema de pensiones "no es necesaria, por lo menos en la dirección que se ha planteado".

De este modo, ha subrayado que "va a beneficiar una vez más los intereses de la banca y del capital financiero" y, por el contrario, "va a dejar a miles de personas sin derecho a una pensión", sobre todo mujeres y jóvenes, además de "reducir drásticamente la cuantía" de lo percibido. "Miles de personas quedarán en la pobreza más absoluta", ha advertido.

En este marco, ha reiterado que "no vamos a aceptar el nuevo ataque contra el sistema público de pensiones", que constituye "uno de los pilares básicos" del estado de bienestar.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.