El candidato del PSOE para la Alcaldía de Valladolid, y presidente del Grupo Municipal Socialista, Óscar Puente, ha especulado este martes con que el retraso en la nominación del actual regidor, Francisco Javier León de la Riva, como candidato del PP se debe a los "problemas" en la confección de la lista municipal.

El representante socialista ha mantenido un desayuno de prensa con los medios de comunicación acompañado por el ex alcalde del PSOE Tomás Rodríguez Bolaños, en la que ha explicado los actos que se organizarán para conmemorar en 2011 el Centenario de la llegada del primer concejal del partido al Ayuntamiento de la capital vallisoletana.

Además, Puente ha valorado sus perspectivas para las Elecciones Municipales que se celebrarán el 22 de mayo y también ha lamentado la situación de León de la Riva, quien previsiblemente será su rival en los comicios, y que aún no ha sido designado candidato de forma oficial por el PP. Esta demora, a juicio del edil socialista, se debe a "problemas en la confección de la lista".

En este sentido, ha aventurado que la posición del actual alcalde está "en juego" en función de la "maleabilidad que quiera tener en la elaboración" de su candidatura. De hecho, ha apuntado directamente a que el problema sería que no hay coincidencia en la persona que tomaría las riendas del PP de Valladolid en el caso de que pierda las elecciones o de que decida no agotar la Legislatura próxima. "El alcalde tiene su delfina y ahí está el problema", ha señalado en referencia a la concejal de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra.

Pese a todo, ha insistido en que espera y quiere que León de la Riva sea el candidato 'popular' que se enfrente a él en mayo, ya que considera que debe "rendir cuentas de su gestión" pues le cree responsable tanto de las "muchas cosas buenas" que han ocurrido en Valladolid en los últimos años como de las "muchas cosas malas".

En el extremo contrario ha querido situar al PSOE, ya que ha recalcado que sus debates son "públicos" mientras en el PP se producen de manera "oculta". En este sentido, ha subrayado su satisfacción con los procesos de primarias para definir los liderazgos que recoge el partido en sus estatutos y que implican que, en su caso, sea "el candidato de las bases del PSOE de Valladolid".

Óscar Puente ha contrapuesto esta situación con la designación "a dedo" de la candidata del PP al Gobierno del Principado de Asturias y ha incidido en que él no será el "candidato de Zapatero", pues prevé que los 'populares' orienten la campaña local hacia el debate nacional.

Para el representante del PSOE, el Partido Popular "no tiene argumentos para defender la política local" de León de la Riva y ha expresado su teoría de que cualquier político que quiera ser alcalde de una ciudad "debe ser querido por los que le apoyan y respetado por los que no le votan". Esto, según su opinión, no ocurre con el primer edil vallisoletano pues él mismo "no respeta" a mucha gente.

En este sentido, ha reprochado que el regidor vallisoletano volviera a referirse hace unos días a la polémica por sus declaraciones sobre la ministra de Sanidad, Leire Pajín. "Ni el peor enemigo le aconsejaría volver a tocar el tema, por que nos ha hecho un daño terrible a nuestra imagen como ciudad", ha aseverado.

Sin embargo, León de la Riva aseguró en declaraciones a Europa Press que las críticas que recibió por sus palabras sobre Pajín no le quitarán votos en las próximas elecciones y que incluso podrían tener un "efecto bumerán". Puente ha puntualizado que el "efecto" que debe producirse es el que lleve de vuelta a la ciudad a los "siete jóvenes que cada día salen para buscar trabajo en otras provincias".

"deseo de cambio"

Puente también ha compartido la visión optimista del secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, sobre la victoria del PSOE en el Ayuntamiento de Valladolid, y se ha referido a que hace un mes y medio se realizó una "encuesta cualitativa" en la que se preguntaba a los ciudadanos sobre el "deseo de cambio" político. Así, el 70 por ciento de los vallisoletanos, estaría a favor de un relevo en la Alcaldía, 15 puntos por encima que hace cuatro años.

Para Puente, lo sensato es "apostar por algo nuevo" y por ello el PSOE entiende que puede ofrecer el cambio que necesita la ciudad. Para ello, ha explicado, orientará su campaña a mejorar la comunicación pues considera que se trata del principal problema de los socialistas en Valladolid. Así, durante los próximos meses, el Grupo Socialista celebrará cada semana una de sus visitas del programa 'Hoy en tu barrio'.

No "quedarse en casa"

Por su parte, Rodríguez Bolaños ha insistido en que, pese al "acertado titular" de 'Fachadolid', la realidad es que en la capital castellana "se ha votado siempre de izquierdas" salvo en las últimas ocasiones en las que el Partido Popular ha ganado por "un escaso margen". Esto se debe, según sus cálculos a que determinado sector de la población se queda en casa mientras "la derecha nunca lo hace".

Por ello, ha recalcado que las personas de ideología de izquierdas que no vayan a votar estarán favoreciendo los intereses de la derecha. Así, ha añadido que una victoria socialista en mayo supondría "hacer justicia en Valladolid" por que considera que la ciudad "no se merece un alcalde con el talante de León de la Riva".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.