La secretaria de Empleo de UGT en Cantabria, Ana Belén Álvarez, ha subrayado que el incremento del paro en el mes de diciembre confirma "un año 2010 especialmente negativo para el empleo en Cantabria, que ratifica la parálisis del consumo y de la economía regional".

Para la sindicalista, "es significativo y preocupante que el desempleo haya aumentado en Cantabria el año pasado más de un 4% en comparación a un año 2009 que de por sí registró las peores estadísticas conocidas hasta entonces en el mercado laboral".

Según señala en un comunicado, "si tras el declive de la construcción y la industria, se confiaba en una recuperación del sector servicios, ésta no se ha producido, más bien todo lo contrario, porque en una economía estacional como la de Cantabria, tanto el balance general de 2010, como el específico de las temporadas de verano y de Navidad, ha sido visiblemente peor".

"Las políticas de ajuste del Gobierno estatal y el de Cantabria sólo han propiciado un freno del consumo que ha acelerado la crisis en los servicios, tal y como se ha comprobado en los dos últimos meses del año pasado, donde el sector terciario ha acaparado la mayor parte del aumento del paro y de un significativo descenso de 250 contratos indefinidos y de más de 1.500 temporales en comparación al mismo período de 2009", ha matizado Álvarez.

La sindicalista ha destacado que se cierra 2010 con 2.000 desempleados más en los servicios que en 2009 y un aumento de más de medio millar de personas sin empleo anterior, "lo que reafirma que la crisis se ha agudizado tras el declive del año anterior en la construcción y en la industria".

Además, ha recalcado que "el aumento incesante del paro y el predominio de un empleo cada vez más temporal y precario provoca" que en Cantabria haya ya "casi un número similar de desempleados que cobran prestación contributiva y de los que no cobran nada".

"No sólo hay más personas en paro en Cantabria, sino que aumentan significativamente, por encima del 20%, las que se encuentran en situación más crítica, aquellas que no perciben prestación alguna (15.066 desempleados, 2.694 más que en 2009) o los que como mucho perciben los 426 euros de una asistencial (12.806)", ha concluido Álvarez.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.