Los grupos municipales del Ayuntamiento de Guissona (Lleida) han aprobado por unanimidad una moción de protesta por la sentencia del Tribunal Supremo (TS) sobre el catalán como lengua vehicular en la enseñanza.

Guissona, con más de la mitad de sus habitantes de origen inmigrante, es uno de los municipios catalanes con mayor presencia de este colectivo, y el Ayuntamiento considera que el catalán es el idioma de cohesión social entre todos los vecinos, independientemente de su procedencia.

Un portavoz de ERC, partido con la mayoría absoluta en el consistorio, ha recordado a Europa Press que el día después del fallo del TS ya anunciaron que presentarían esta iniciativa en el pleno de enero, que finalmente ha contado con la aprobación por unanimidad del resto de grupos —independientes, CiU y PSC—.

El documento pide la unidad de todas las fuerzas políticas y de la sociedad civil del país en defensa del catalán como única lengua vehicular, ante los buenos resultados en cohesión social que se entiende que ha dado el sistema en localidades como Guissona.

Consulta aquí más noticias de Lleida.