El presidente de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) de Aragón, Aurelio López de Hita, ha abogado por "ser optimista y trabajar" en 2011 para hacer frente a la crisis, "aunque no haya motivos para serlo".

En declaraciones a Europa Press, López de Hita ha opinado que "la situación no es muy halagüeña porque los problemas de las pymes y los autónomos siguen vigentes", tales como la falta de acceso al crédito, la caída del consumo o la carga fiscal.

"Soy pesimista pero el entusiasmo y las ganas de trabajar es lo único que puede salvar a los pequeños empresarios", ha opinado y ha añadido que "la situación es complicada porque las medidas que está llevando a cabo el Gobierno no son lo suficientemente radicales y profundas, ni están dirigidas a favorecer a la pyme". "No queda más remedio que ser optimista porque sólo se sale trabajando", ha aseverado.

En cuanto a la subida de la tarifa eléctrica en 2011, López de Hita ha indicado que es "una mala noticia más" porque va a repercutir en los costes de producción y ha lamentado que no se hayan explicado los motivos de esta medida. "Me parece bien que se incentive la energía limpia pero no a costa de los consumidores porque la diferencia entre el coste de las renovables y las no renovables es tremenda", ha expuesto.

Sobre la nueva Ley del Tabaco que prohíbe fumar en los establecimientos hosteleros, el presidente de Cepyme Aragón ha reconocido que le parece "bien en una sociedad civilizada". "Creo que su repercusión económica puede notarse algo en un primer momento pero no va a ser importante a la larga", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.