IPhone
Un iPhone, como los que tuvieron el fallo en las alarmas. ARCHIVO

La alerta surgió con el famoso efecto 2000, pero parece que ha sido el 2011 el elegido para que la tecnología falle. La firma tecnológica Apple recibió el domingo una ola de quejas de usuarios de uno de sus productos estrellas, el iPhone, porque las alarmas de sus teléfonos no los despertaron al empezar el año. "Estamos al tanto de un problema relacionado con alarmas no repetitivas puestas para el 1 ó 2 de enero", dijo la portavoz de Apple Natalie Harrison en un correo electrónico.

Miles de personas llegaron tarde a sus trabajos, vuelos aéreos y trenes... "Los clientes pueden fijar alarmas recurrentes para esas fechas y todas las alarmas funcionarán apropiadamente a partir del 3 de enero", señaló sin entregar más detalles.

La cadena de televisión británica BBC informó que el problema llevó a muchas personas a quedarse dormidas los primeros dos días del nuevo año. La anomalía parece afectar a configuraciones de alarmas únicas fijadas en el iPhone 4 y modelos anteriores con actualizaciones de software, dijo la BBC.

El diario británico Daily Mail informó que miles de personas llegaron tarde a sus trabajos, vuelos aéreos y trenes, como resultado del desperfecto. Apple había vendido más de 1,7 millones de su modelo iPhone 4 a junio pasado.

Problemas en Hotmail

La función de correo electrónico Hotmail ha sufrido fallos durante el último fin de semana. Distintos usuarios han alertado de la desaparición de sus correos entre el sábado y el domingo pasados.

Los usuarios descubrían que sus correos habían sido eliminados Tras la noche de año nuevo distintas personas han comunicado a la compañía problemas en el servicio que afectaban a la desaparición total de sus listas de correos. La compañía ha confirmado la existencia de las incidencias y ha asegurado que el servicio ha quedado completamente restituido.

Los fallos se han producido entre el día de año nuevo y el domingo día 2. Algunos usuarios que accedían a sus bandejas de entrada de Hotmail encontraban que sus correos habían sido eliminados. Automáticamente los afectados han emitido quejas a los responsables del servicio y han comentado la incidencia a través de redes sociales como Twitter.

Los problemas no han sido masivos y solo han afectado a algunos usuarios según ha informado Microsoft a la BBC. Todavía no se conocen datos sobre el origen o las causas del fallo en el servicio aunque Microsoft asegura que trabajan en localizar la fuente de la incidencia para prevenir posibles fallos futuros.