El vicepresidente segundo de la Junta General del Principado, Pelayo Roces, ha presentado este lunes su renuncia como diputado del PP en el Parlamento regional, mientras que el presidente autonómico del partido, Ovidio Sánchez, considera "respetadas pero insignificantes" las bajas registradas.

Ovidio Sánchez ha agradecido a Pelayo Roces los "años de trabajo" que tuvo en el partidoLa renuncia de Roces ha tenido lugar en el Registro de la Junta General del Principado, un día después de que el ex ministro Francisco Álvarez-Cascos anunciara que está dispuesto a liderar un nuevo partido tras su frustrada designación como candidato del PP en Asturias, que le ha llevado a darse de baja como militante.

Roces ha formalizado su renuncia al acta de diputado como paso previo a la baja en el PP, y ha anunciado que esta tarde facilitará a la prensa la carta que remitirá al presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, en la que le informará sobre su baja como diputado y militante.

Roces ha anunciado que esta tarde facilitará la carta que remitirá a RajoyOvidio Sánchez, acompañado por los también diputados Fernando Goñi y Joaquín Aréstegui, en el transcurso de una rueda de prensa, ha agradecido a Pelayo Roces los "años de trabajo" que tuvo en el partido. Además, ha dicho que el PP es un partido "muy fuerte" en Asturias y en España, con 24.000 afiliados en el Principado, y ha añadido que las bajas registradas son "respetadas pero insignificantes" en cuanto al "número y responsabilidades" en el partido.

El vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, ha lamentado la decisión de Álvarez-Cascos de abandonar las filas populares y ha asegurado que no va a entrar "en polémica con compañeros y ex compañeros de partido".  En declaraciones a los periodistas en Moguer (Huelva), Arenas ha destacado que Álvarez Cascos "ha sido una persona muy importante dentro del PP y de sus gobiernos", si bien se ha mostrado convencido de que su baja no va a perjudicar las posibilidades electorales del partido en Asturias.