En declaraciones a Europa Press, la portavoz de OCU, Ileana Izverniceanu, ha subrayado que "el consumidor tiene que saber que el producto tiene la misma garantía, dos años, desde la fecha en que se compró, y que el producto tiene que ser conforme a la publicidad y a lo que en las instrucciones aparece".

En este sentido, ha aclarado que en la etiqueta deben figurar dos precios "el precio anterior a las rebajas y el precio posterior", y que en el caso de que en el escaparate del establecimiento aparezca un porcentaje de rebaja generar "todos los productos que están dentro deben llevar ese descuento, no vale que luego nos digan que un producto está rebajado y otro no".

Así, la portavoz de este colectivo ha sostenido que los usuarios también deben conocer que si el establecimiento acepta el pago con tarjeta, "en rebajas no puede cambiar su política comercial".

Por último, ha añadido que en caso de que los consumidores encuentren alguna irregularidad deben "pedir la hoja de reclamación, que llevaría el curso habitual: remitirla a los servicios de consumo de la comunidad autónoma correspondiente, una hoja para nosotros, y otra para el establecimiento".

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.