La junta de Gullón aprueba las cuentas de 2009 y afronta su nueva etapa reinvirtiendo todo el dividendo

La junta ordinaria de accionistas de Galletas Gullón ha aprobado las cuentas del ejercicio 2009, cuando la empresa se encontraba bajo la gestión del anterior grupo de dirección, y ha acordado afrontar su nueva etapa reinvirtiendo todos los beneficios de aquel año en los proyectos de futuro.
Fábrica de galletas Gullón en Aguilar de Campoo (Palencia)
Fábrica de galletas Gullón en Aguilar de Campoo (Palencia)
EP

La junta ordinaria de accionistas de Galletas Gullón ha aprobado las cuentas del ejercicio 2009, cuando la empresa se encontraba bajo la gestión del anterior grupo de dirección, y ha acordado afrontar su nueva etapa reinvirtiendo todos los beneficios de aquel año en los proyectos de futuro.

La celebración de la junta que se celebró el 31 de diciembre estuvo marcada por la disolución, hace apenas dos meses, del anterior consejo de administración y la toma de posesión de María Teresa Rodríguez Sáinz-Rozas como administradora única.

En un comunicado recogido por Europa Press, Galletas Gullón explica que los beneficios fiscales de 2009 ascienden a 14,76 millones de euros, a los que se suma una dotación por amortizaciones por otros 14,71 millones, de modo que los recursos financieros totales ascienden a 29,47 millones.

Rodríguez Sainz-Rozas, como administradora única y accionista mayoritaria con más del 50% del capital social, propuso durante la reunión que los beneficios no se repartan entre los accionistas, sino que se reinviertan en la propia empresa.

Esta medida permitirá, a juicio del grupo, mantener la política de creación de empleo y riqueza para la compañía y para la comarca, lo que dará continuidad al proyecto desarrollado por Galletas Gullón durante más de 30 años.

Una parte importante de los recursos generados en el último año se dedicarán a ejecutar y acabar la construcción de la tercera fábrica del grupo, que se levantará sobre una parcela de 200.000 metros, cerca del complejo Gullón II.

Esta nueva instalación "supone la renovación de mi compromiso permanente con la comarca y con el empleo, y permitirá a Gullón diversificar aún más su negocio, incrementar las exportaciones así como disminuir la dependencia del mercado nacional", afirmó la administradora de la compañía.

Mejora en 2010.

Durante la junta, el director general de la empresa, Juan Miguel Martínez Gabaldón, ha avanzado que en 2010 se superarán previsiblemente los beneficios de 2009 y se ampliarán tanto el empleo local como el negocio internacional.

El directivo ha destacado la voluntad de Galletas Gullón de seguir apostanto por la I+D y por orientarse a la fabricación de productos sanos en la lucha contra la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

El director general ha tenido además unas palabras de reconocimiento a toda la plantilla de Galletas Gullón por su comportamiento profesional y volcado con la empresa.

Nueva etapa.

La junta de hoy marca una nueva etapa dentro del grupo y corrige una anomalía que el grupo viene arrastrando desde hace meses. De hecho, la junta ordinaria para aprobar las cuentas debía haberse celebrado en el primer semestre del año, pero se ha venido retrasando por la situación excepcional de la compañía.

Si bien el grupo ha aprobado las cuentas de 2009, formuladas por los anteriores gestores, mantiene abiertos los frentes judiciales que enfrentan a la actual administración con sus predecesores.

El año 2009 estuvo marcada por la decisión a finales de aquel año del consejo de administración, controlado por entonces por los tres hijos varones y dos hermanos de la primera accionista, de destituir a Rodríguez Sáinz-Rozas como presidenta ejecutiva y despedir a Juan Miguel Martínez Gabaldón como director general.

La primera accionista retomó el control sobre la galletera en octubre, casi un año después de ser destituida como presidenta ejecutiva por sus hijos y hermanos, una vez que quedaron inscritos en el Registro Mercantil los acuerdos de una junta extraordinaria que se celebró el 1 de septiembre en el interior de un coche.

La nueva fábrica.

La nueva fábrica en la que se invertirá buena parte del beneficio de 2009 cuenta con un presupuesto de 48 millones de euros y su producción se dedicará en un 80% a la exportación. El proyecto, diseñado hace dos años, prevé la creación de más de 200 nuevos puestos de trabajo en los próximos cinco años.

La instalación estará lista para verano de 2011 e incluirá tres líneas de fabricación de productos dirigidos al territorio nacional y a la exportación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento