Entran en vigor la tasa sobre depósitos bancarios y los nuevos tramos en la tarifa autonómica del IRPF

Aplazados a mayo la entrada en vigor del impuesto sobre las bolsas de plástico y del canon de mejora de infraestructuras hidráulicas
Imagen de una sucursal bancaria
Imagen de una sucursal bancaria
EP

El nuevo impuesto sobre depósitos de clientes en las entidades de crédito, impuesto propio de Andalucía y de carácter directo, entrará en vigor este sábado, 1 de enero de 2011, al igual que la aplicación de tres nuevos tramos en la tarifa autonómica del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) o el nuevo tipo impositivo del impuesto sobre residuos radiactivos.

Por otra parte, el Consejo de Gobierno de la Junta ha aplazado al 1 de mayo la entrada en vigor tanto del impuesto sobre las Bolsas de Plástico de un Solo Uso en Andalucía como del canon de mejora de infraestructuras hidráulicas de depuración de interés de la Comunidad, contemplado en la Ley de Aguas de Andalucía.

De esta forma, el impuesto sobre depósitos grava a las entidades por los depósitos de clientes de la sede central u oficinas que estén situadas en la Comunidad, a través de la aplicación de una tarifa en tres tramos a la base integrada por el valor de los depósitos de los clientes. Por su aplicación se han estimado unos ingresos de 132 millones de euros, estimación contemplada en los Presupuestos de la Comunidad para 2011.

El articulado de este impuesto establece una serie de deducciones de la cuota íntegra, como los importes de créditos y prestamos así como de inversiones destinados a proyectos de Andalucía en el marco de la Estrategia para la Economía Sostenible, así como los importes destinados a la obra social de las cajas de ahorros y el fondo de educación y promoción de la cooperativas de crédito invertidos en el período impositivo en Andalucía.

Precisamente, el Gobierno de la Nación ha expresado sus "discrepancias" respecto a la creación de este impuesto, lo que ha motivado que ambas administraciones hayan decidido "iniciar negociaciones" con el objetivo de "resolver" dichas "discrepancias" en el seno de la Comisión Bilateral de Cooperación. De esta forma, en el caso de no resolverse dichas discrepancias, el Estado podría presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional contra dicha norma, como ya hizo con el impuesto sobre depósitos bancarios en Extremadura, aprobado en 2001.

Asimismo, a partir del 1 de enero también entrará en vigor la aplicación de tres nuevos tramos en la tarifa autonómica del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF): el primero para bases de entre 80.000 y 100.000 euros, que tributarán al 22,5 por ciento; el segundo, entre 100.000 y 120.000 euros, al 23,5 por ciento; y el tercero para bases superiores a los 120.000 euros, al 24,5 por ciento.

Con el fin de aumentar la progresividad del impuesto, se imponen también límites de renta (80.000 euros en tributación individual y 100.000 en conjunta) a las deducciones autonómicas para familias monoparentales, por hijos o, en su caso, ascendientes mayores de 75 años, así como en las deducciones por asistencia del contribuyente a personas con discapacidad. Por su parte, en la deducción autonómica por ayuda doméstica, se equiparan las parejas de hecho y los cónyuges con hijos a los padres o madres de familias monoparentales.

La normativa revisa al alza la deducción autonómica por adopción de hijos en el ámbito internacional, aumentando el límite de renta de 39.000 a 80.000 euros en el caso de tributación individual y de 48.000 a 100.000 euros en la conjunta.

Asimismo, también entra en vigor desde este sábado el nuevo tipo impositivo del impuesto sobre residuos radiactivos, con una subida de 7.000 a 10.000 euros por metro cúbico, por lo que se espera un crecimiento del 26,2 por ciento respecto a 2010 en esta figura impositiva.

También entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2011 la tasa por actividades de control e inspección sanitaria en mataderos, salas de despiece, instalaciones de transformación de la caza, salas de tratamiento de reses de lidia y otros establecimientos alimentarios sujetos a control oficial.

Bolsas de plástico y canon del agua

Asimismo, los Presupuestos de la Junta contemplan la recaudación para este año próximo del Impuesto sobre las Bolsas de Plástico de un Solo Uso en Andalucía, también contemplado en el decreto Ley de medidas fiscales para la reducción del déficit público y para la sostenibilidad, cuya entrada en vigor inicialmente se preveía también para el 1 de enero, aunque finalmente se ha modificado, a través de otro decreto ley de medidas para potenciar inversiones empresariales, y entrará en vigor el 1 de mayo de 2011, según ya aprobó el Consejo de Gobierno de la Junta.

En este caso, con la aplicación del impuesto sobre bolsas de plástico, la Junta ha estimado unos ingresos de 45,4 millones de euros para 2011.

Este impuesto, al que se oponen asociaciones de fabricantes de plásticos y otros colectivos empresariales, se aplica con el objetivo de "disminuir la utilización de las mismas, minorar la contaminación que generan y así contribuir a la protección del medio ambiente".

Este impuesto de nueva creación tiene un carácter indirecto y naturaleza real, cuyo hecho imponible lo constituye el suministro de bolsas de plástico por un establecimiento comercial, entregada a los consumidores en los puntos de venta destinados a facilitar el transporte de producto.

Son sujetos pasivos de este impuesto los titulares de los establecimientos que suministran bolsas de un solo uso a los consumidores, quedando éstos obligados a soportarlo, a través de un tipo impositivo establecido en cinco céntimos de euros por bolsa para el ejercicio 2011 y elevándose a diez céntimos para ejercicios posteriores.

También se aplaza al 1 de mayo de 2011 una modificación en la Ley de Aguas, por la que crea el Canon de Mejora, que grava la utilización del agua de uso urbano, con el fin de posibilitar la financiación de las infraestructuras hidráulicas de cualquier naturaleza correspondiente al ciclo integral del agua de uso urbano y cuyo hecho imponible es la disponibilidad y el uso urbano del agua de cualquier procedencia, suministrada por redes de abastecimiento públicas o privadas.

Por este canon de mejora hay previstos en 2011 unos ingresos de 43 millones de euros. Constituye la base imponible del canon el volumen de agua facturado por las entidades suministradoras, que deberán repercutir íntegramente el importe del canon sobre el contribuyente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento