La entrada en vigor de la nueva Ley antitabaco este 2 de enero coloca a España en la órbita de los países de la Unión Europea más restrictivos con el humo de los cigarrillos.

Con esta ley, aprobada por las Cortes el pasado día 21, nuestro país se suma a los otros Estados comunitarios en los que está prohibido fumar en todos los espacios públicos cerrados.

Además, España se sube así al carro de la propuesta hecha por la Comisión Europea para que en 2012 todos los países comunitarios declaren bares y restaurantes libres de humo.

Irlanda fue el primer país europeo que decidió acabar con el humo en bares y restaurantes Irlanda fue el primer país europeo que decidió acabar con el humo en bares y restaurantes. Desde marzo de 2004, los irlandeses no pueden fumar en ningún espacio público cerrado, salvo algunas excepciones "por razones humanitarias", como habitaciones de hotel, prisiones, residencias u hospitales psiquiátricos, prácticamente las mismas que contempla la legislación española.

En el Reino Unido no está permitido fumar en ningún espacio público cerrado, una medida que se puso en marcha entre marzo de 2006 y julio de 2007, dependiendo de las diferentes regiones. A principios de 2010, Chipre se sumó a la prohibición total.

Junto a este "club prohibicionista" se sitúa el de los países que contemplan la posibilidad de fumar en salas totalmente separadas de los establecimientos mediante tabiques en todos sus lados, con una puerta de cierre automático y con un potente sistema de ventilación.

Son los denominados "cubículos" que el PP quiso incluir en la ley española mediante una enmienda y que finalmente no prosperó.

Es el caso de Italia o Francia, donde estas áreas han fracasado al no llegar al 1% el porcentaje de locales que las han instalado, por lo que la prohibición en estos países se puede asimilar en la práctica a la que a partir de principios de enero regirá en España.

En estos países, las terrazas se han convertido en el último reducto de los fumadores, siempre que estén abiertas por el techo o por su fachada principal.
El PP quiso incluir "cubículos" donde se permitiera fumar Aunque en Alemania está prohibido desde 2008 fumar en lugares públicos, bares y restaurantes incluidos, se han generado casos especiales al tener cada uno de los "lander" (estados federados) potestad para introducir variaciones.

La prohibición es parcial, con sus propias particularidades, en los demás países de la Unión Europea, aunque en algunos de ellos se están estudiando nuevas regulaciones.

En un país tan extenso como Estados Unidos, donde cada año mueren 443.000 ciudadanos a causa del tabaco, las leyes varían de un estado a otro.