El portavoz de la dirección provincial del PP, Guillermo García Longoria, ha lamentado este jueves que "con 70.000 parados en la provincia y con la grave situación en la que están miles de familias onubenses, el único balance que hace PSOE de 2010 es insultar al PP, al alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, a Javier Arenas y a todo al que se ponga por delante".

En declaraciones a Europa Press, García Longoria ha recordado que han hecho balance, la presidenta de la Diputación, Petronila Guerrero; el coordinador de la Interparlamentaria y miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE, Javier Barrero; y el secretario general del PSOE de Huelva, Mario Jiménez, "y lo único que han hecho es poner a caldo a los dirigentes populares", ha apuntado el 'popular'.

En ese sentido, ha señalado que el PSOE "se ha convertido en Huelva en el partido de las cero apuestas, las cero soluciones y de mil insultos, por lo que cada vez más viven alejados de la realidad y a los onubenses le dan la espalda".

Asimismo, ha asegurado que "los ciudadanos quieren que sus políticos les expliquen cómo se va a salir de la crisis, cómo se va a crear empleo o cuando se van a comenzar las grandes infraestructuras de la provincia", subrayando que "lo último que quieren los ciudadanos son insultos".

Por último, ha concluido que "la crisis no se soluciona inventándose el insulto más grande, sino trabajando sobre el terreno, pero desgraciadamente, los dirigentes socialistas se han convertido en maquinitas de insultar".

Consulta aquí más noticias de Huelva.