La diputada de Política Social y Equilibrio Territorial de la Diputación foral de Álava, Covadonga Solaguren, ha explicado que, tras depurar los datos remitidos por el Gobierno vasco, son 192 las personas beneficiarias de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) que no están inscritas en el INEM, y no 1.157 como señalaba el Ejecutivo en un primer momento.

En una rueda de prensa, Solaguren ha afirmado que la institución ha seguido el procedimiento administrativo que se establece en la Ley de Renta de Garantía de Ingresos, "siendo garantes de no tener que suspender a 667 alaveses a los que no les correspondía la suspensión".

Además, la diputada ha señalado que la institución foral cuenta con un procedimiento establecido para los cobros indebidos de aquellas personas que, "en un momento determinado, incumplan una obligación y que se les suspenda, una vez pasado el periodo de suspensión, si la persona tiene otra vez derecho al cobro de la ayuda, deberá firmar un acuerdo con la Diputación para la devolución del cobro indebido que ha tenido previamente".

Se trata del procedimiento al que se deberán someter las 2.500 personas a las que la Diputación ha aplicado la suspensión de ayudas durante los primeros diez meses del año.

Estas suspensiones comienzan en los servicios sociales de base, encargados de tramitar el expediente y realizar un seguimiento de éste. A su vez, los ayuntamientos realizan la propuesta de suspensión; y es la institución foral la encargada de llevar a cabo la suspensión. REUNIÓN

Por otro lado, Solaguren ha afirmado que este miércoles tuvo lugar una reunión en la que participaron las tres diputaciones y el Gobierno vasco, y en la que se acordó pagar las ayudas a todas las personas durante este mes de diciembre.

Junto con dicho acuerdo, las diputaciones y el Ejecutivo acordaron remitir las nóminas íntegras de cada uno de los tres territorios al Gobierno vasco para que se contrasten los datos con el INEM, y de esta manera, se compruebe quién esta inscrito y quién no.

Tras dicha comprobación, serán los servicios sociales de base se pongan en contacto con quienes no estén inscritos y, una vez se haya realizado la comprobación, las personas implicadas podrán presentar un recurso alegando los motivos por los que no estaban inscritas en el INEM.

El incumplimiento de estar inscrito en el INEM para ser beneficiario de la RGI, según ha explicado Solaguren, se puede producir porque "el propio servicio de empleo indicaba a aquellas personas que están recibiendo cursos de formación laboral, que no estuvieran dadas de alta como demandantes de empleo".

Consulta aquí más noticias de Álava.