Estalla otro artefacto en nombre de ETA en empresa de Trápaga
Reuters Reuters

Es el segundo artefacto que explota en tres días, tras la furgoneta bomba que estalló el martes en el exterior de una discoteca de la localidad navarra de Urdax, en la que no hubo heridos, pero sí cuantiosos daños materiales.

Mientras se siguen produciendo las especulaciones de si la banda va a anunciar pronto un alto el fuego, por lo que el Gobierno instó el jueves a la prudencia, mientras el 'lehendakari' Juan José Ibarretxe pedía discreción pero señalaba que había que estar preparados para 'cosas buenas'.

A las 22:00 horas se recibió un aviso de bomba en nombre de ETA en el diario Gara avisando de la colocación de un explosivo en una empresa de construcción en Trápaga, dijo la portavoz de Interior, y tras desalojar a alguna persona que había por la zona, a las 23:00 explotó el artefacto.

'En principio no había nadie', señaló, y los daños materiales están sin confirmar.

EL GOBIERNO PIDE TRANQUILIDAD

'Yo lo que pediría en este caso, como he pedido siempre (...) es que nos comportemos en esto con la menor ansiedad posible, con la mayor tranquilidad posible, con la mayor prudencia posible', dijo el ministro del Interior, José Antonio Alonso, a periodistas.

La Vanguardia asegura en su edición de hoy, citando a fuentes conocedoras del proceso, que el entorno 'abertzale' da por hecho un anuncio solemne de ETA 'en un breve plazo de tiempo'.

Por su parte, El Periódico de Catalunya afirma que la decisión se divulgaría o a través de un comunicado o mediante una entrevista televisiva que tenga eco internacional y que el Gobierno discutirá con ETA, previa autorización del Congreso, el futuro de sus militantes prófugos, sus familias y los presos de la banda.

Ambos periódicos auguran en cualquier caso un proceso largo que podría durar hasta dos legislaturas.

El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, insistió el jueves en que habrá que asegurarse de que ETA 'ha desaparecido por completo de nuestras vidas' antes de hablar 'de ninguna otra cosa'.

Desde Vitoria, el lehendakari, que no quiso poner fechas a un eventual alto el fuego y dijo que 'la discreción es fundamental', insistió en que no se debe estar transmitiendo continuamente a la sociedad mensajes sobre la inminencia de una tregua.

'Es mejor dejar que las cosas vayan produciéndose (...) no estarle diciendo que va a ser dentro de media hora, de tres horas, porque ustedes son testigos de que a la tregua de ETA se le han puesto en los últimos tres meses al menos 5, 6 ó 7 fechas, pero fechas incluso con días', declaró a los periodistas.

Ibarretxe indicó además que siempre se había estado preparado para las cosas malas, y sin embargo hoy se hablaba de prepararse para las cosas buenas.

Desde el PP atribuyen las informaciones publicadas a 'filtraciones del Gobierno' y critican al Ejecutivo al considerar que está actuando con 'gran frivolidad', en palabras de su portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana.

'Somos tremendamente pesimistas', dijo Zaplana.

/Por Blanca Rodríguez y Teresa Larraz/