Un cable de Wikileaks cita a Logroño como punto de llegada de extremistas asiáticos

Uno de los cables divulgados por la organización Wikileaks menciona a Logroño como una de las ciudades a la que han llegado extremistas del sur de Asia para establecerse dentro de su comunidad paquistaní.

Uno de los cables divulgados por la organización Wikileaks menciona a Logroño como una de las ciudades a la que han llegado extremistas del sur de Asia para establecerse dentro de su comunidad paquistaní.

El citado cable se emitió desde la Embajada de Madrid en septiembre del año 2005 y en él se expresaba su preocupación por el papel de España como escenario de operaciones financieras con destino Dubai (Emiratos Árabes Unidos).

Según se explica en el cable original, adjuntado por El País y recogido por Europa Press, los extremistas del Sur de Asia han llegado a España para establecerse en las comunidades paquistaníes grandes.

Entre ellas, según la Embajada de Estados Unidos en Madrid, se encuentran Barcelona, Bilbao, Santander y Logroño. A las autoridades españolas les preocupa que elementos extremistas puedan haberse infiltrado en comunidades paquistaníes en Cataluña y La Rioja, enfatizan.

En el texto se explica cómo los radicales asiáticos desempeñan un papel "principalmente logístico", que consiste en el suministro de documentos falsos y en la transferencia de fondos para organizaciones ligadas a Al Qaeda como Lashkar-i-Taiba, Harakat-ul Mujahideen Jaish-e Mohammad, Lashkar-e Jangvi y la Jihad-e-Islami al-Alami.

En la comunicación de la Embajada con Estados Unidos, se afirma que informes recientes indican que Dubai es un centro financiero "clave" para la 'hawala' paquistaní con sede en España, incluyendo las 'hawalas' que tienen vínculos con la delincuencia y el terrorismo.

'Hawala' significa transferencia, y así se conoce a uno de los sistemas de transferencia informal de fondos que son generalmente utilizados en muchas regiones del ámbito local e internacional. Por lo general, la mayor parte de las transacciones son llevadas a cabo por trabajadores inmigrantes que viven en países desarrollados.

En el informe, titulado 'España, un frente activo en la lucha contra el terrorismo', se recuerda que en septiembre de 2004 la Policía arrestó a 10 ciudadanos paquistaníes con cargos de fraude y posteriormente se descubrió que el grupo había canalizado dinero a altos cargos de Al Qaeda en Pakistán.

Este texto recuerda el papel de España como objetivo del terrorismo islámico, con los atentados del 11-M, pero también como centro logístico para extremistas islámicos que operan en todo el mundo, y a los que se describe de forma descentralizada, unidos más por las relaciones personales que por su pertenencia a organizaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento