Comerciantes afrontan 2011 con "optimismo" después de que la bajada de las ventas haya "tocado fondo"

El 80% de los empresarios mantiene el número de empleos en sus establecimientos durante el presente ejercicio

Las conclusiones que se desprenden del Observatorio Provincial del Comercio de Málaga 2010 apuntan a un cambio de tendencia en el comportamiento de las ventas y compras en la provincia durante el presente ejercicio, lo que provoca, a su vez, que los comerciantes afronten 2011 con "cierto optimismo", ya que parece que la bajada de las ventas ha "tocado fondo".

Según ha explicado el director del estudio, Sebastián Molinillo, en cuanto a la evolución de las ventas, se ha registrado un aumento en el número de establecimiento que mantiene el nivel del año anterior, en concreto tres de cada 10 comercios lo ha mantenido; mientras que cae la cifra de los comercios que dicen que sus ventas han disminuido: en 2009, el 80 por ciento apuntaban que sus ventas habían disminuido, sin embargo, este año baja al 60 por ciento.

De cara al próximo año, el 61,8 por ciento de los comercios encuestados esperan mantener su nivel de ventas, mientras que la proporción de comercios que prevén que suba es igual a los que esperan que disminuya.

Con respecto a la evolución de las compras, aunque ha aumentado "un poco" el número de los consumidores que aseguran que han disminuido sus comprar durante 2010, este incremento ha sido menor que el registrado en el paso del 2008 al 2009. "Ello indica cierta estabilidad, pues no se ha mantenido el camino de disminución acelerado que veníamos viendo desde 2007", ha aseverado.

En concreto, tal y como apunta este informe sobre el comercio minorista de la provincia para el que se han encuestado a 2.432 personas —1.105 comerciantes y 1.327 consumidores—; el 56 por ciento de los entrevistados ha mantenido sus compras en el último año, mientras que el 39,7 por ciento las ha disminuido y el 4,3 por ciento las ha aumentado.

El porcentaje de consumidores que han disminuido sus compras es mayor entre los habitantes de la Axarquía (-51'5 por ciento), y menor entre los residentes del área metropolitana (-32'2 por ciento), la Depresión de Antequera (-32'3 por ciento) y Málaga capital (-32'6 por ciento). El principal motivo que alegan los consumidores para haber disminuido sus compras en el último año es la crisis económica, en el 53'3 por ciento de los casos.

Así, el 70 por ciento de los encuestados cree que mantendrá sus compras en el próximo año, mientras que el 24'3 por ciento opina que las disminuirá y, finalmente, el 5,7 por ciento que las aumentará.

Estos datos, que hacen ver un "cambio de rumbo del comercio hacia la senda del crecimiento y el empleo", han de complementarse con el conjunto de medidas económicas aprobadas en la recta final de 2010 y con la recuperación del turismo en la provincia, ha destacado Molinillo, quien ha estado acompañado por la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, María Gámez; el delegado provincial de Turismo, Comercio y Deporte, Antonio Souvirón, y el presidente de la Federación de Comerciantes de Málaga (Fecoma), Enrique Gil. EMPLEOS

El Observatorio constata que este año más del 77 por ciento de los comerciantes encuestados ha seguido manteniendo el mismo nivel de empleo en sus establecimientos que en años anteriores. Así, el 2,8 por ciento de los comerciantes minoristas de la provincia ha logrado aumentar el número de empleos, mientras que el 19,6 por ciento se ha visto obligado a reducir el número de puestos de trabajo.

Del mismo modo, la proporción de comercios independientes ha ido en aumento durante 2010, un crecimiento leve, pero mayor al registrado el año pasado. En este parámetro de evolución de los comercios minoristas, el informe revela que si bien el porcentaje de establecimientos con una antigüedad superior a los 20 años ha disminuido del 35,9 por ciento en 2009 al 28,8 por ciento en 2010, los comercios con menos de tres años han aumentado del 5,6 por ciento al seis por ciento.

Previsión para 2011

Frente a estos datos que apuntan a un 2011 más positivo, el estudio señala que el 10 por ciento de los comerciantes minoristas entrevistados prevé cerrar sus establecimiento a lo largo del próximo año, como consecuencia de la situación actual de las ventas.

Esta previsión de cierre es mayor en los establecimientos ubicados en Costa del Sol y en el Área metropolitana, ya que, tal y como ha explicado el director del informe, son zonas que tienen más oferta de metros cuadrados y, por tanto, mayor competencia.

Por el contrario, este pronóstico es "muy inferior" en la Serranía de Ronda y en la capital malagueña, según se desprende del documento, el cual añade que los comercios cuyo propietario tiene estudios universitarios son los que más prevén el cierre en 2011.

No obstante, el presidente de Fecoma ha destacado que, a pesar de esta previsión, también se están abriendo nuevos comercios pues "en muchos casos, pese a la crisis, no tienen más opción que ésta pues no tienen otro recurso". "El comercio tradicional en la provincia de Málaga siempre ha sido un sector refugio", ha apostillado.

Los principales problemas a los que tiene que hacer frente el pequeño comercio son la competencia de las grandes superficies y la escasez de recursos financieros, según ha indicado Molinillo, quien ha indicado que para ser más competente se ha de apostar por una mayor calidad de los productos y servicios, ya que el indicador precio "está llegando a unos márgenes con los cuales difícilmente se puede llegar a ser más competitivos". REBAJAS

El estudio señala que el 35,9 por ciento de los comercios encuestados participaron en las últimas rebajas y que el 64,5 por ciento de estos establecimientos vieron disminuir sus ventas en dicho periodo respecto al año anterior, ya que el 46,9 por ciento de los encuestados que realizaron compras afirma haberlas disminuido, registrándose un gasto medio de 202,91 euros.

No obstante, según especifica, este dato recoge una proporción muy grande de población que está por debajo de este gasto y una proporción menor que está muy por encima en parte debido a la naturaleza de los productos adquiridos —muebles, electrodomésticos, etcétera—.

En cuanto a la previsión para las próximas rebajas, el 69,2 por ciento de los encuestados prevé que se mantendrán las ventas, mientras que el 53,3 por ciento de los consumidores asegura que mantendrán sus compras, el 37,4 por ciento cree que disminuirán y el 9,3 por ciento que aumentarán. El gasto medio sería de unos 188 euros, es decir, se reduciría en 15,10 euros respecto a las de verano.

Por su parte, Gil se ha mostrado partidario de que se retrase el periodo de rebajas de invierno para que, de esta forma, los comerciantes puedan dar salida al género de temporada antes de que se les aplique el descuento, pues, según ha señalado, la época de frío en la provincia en pequeña y la gente no compra ropa de abrigo hasta bien entrado el invierno.

Presencia internet

El delegado provincial de Turismo, Comercio y Deporte y la delegada del Gobierno andaluz en Málaga han incidido en la importancia que tiene para este sector la utilización de las nuevas tecnologías y la especialización, sobre todo, a la hora de mantener un comercio "más competitivo y atractivo" de cara a los consumidores.

En este sentido, el informe señala un creciente auge e implantación de las nuevas tecnologías en los comercios malagueños, pues ocho de cada 10 pequeños comercios de la provincia disponen ya de ordenador, cerca del 60 por ciento tiene página web, más del 76 por ciento manejan aplicaciones informáticas en sus transacciones y alrededor del 76 por ciento utiliza el datáfono.

Por su parte, Souvirón, ha hecho referencia a la plataforma de compras por Internet 'Andalucía de compras', promovida por la Junta, que ha puesto gratuitamente a disposición de los comerciantes minoristas andaluces para facilitarles sus transacciones económicas a través de la red.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento