Una juez prohíbe acercarse a menos de 100 metros de la Alameda a un joven que apuñaló a otro

Un juzgado de Instrucción de Sevilla ha dejado en libertad provisional a un joven de estética 'redskin' que apuñaló a otro en la espalda durante una pelea ocurrida en un bar de la Alameda de Hércules, en la capital hispalense, aunque le ha prohibido aproximarse a menos de 100 metros de este lugar mientras se instruye la causa.

Un juzgado de Instrucción de Sevilla ha dejado en libertad provisional a un joven de estética 'redskin' que apuñaló a otro en la espalda durante una pelea ocurrida en un bar de la Alameda de Hércules, en la capital hispalense, aunque le ha prohibido aproximarse a menos de 100 metros de este lugar mientras se instruye la causa.

En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el Juzgado de Instrucción número 19 de Sevilla ordenó el ingreso en prisión comunicada para J.C.F. por un delito de lesiones con instrumento peligroso —castigado con una pena de entre dos y cinco años de cárcel—, de la que podría librarse si prestaba una fianza de 2.000 euros, y acordó que, en el caso de que quedara en libertad, no podría acercarse a menos de 100 metros de la Alameda.

La juez Ana Escribano lo apercibió además de que, en caso de acercarse a la Alameda a menos de 100 metros, "se podría variar su situación personal y deducir contra él testimonio por quebrantamiento de condena". Pocos días después, el imputado pagó la fianza y quedó en libertad aunque imputado por "abalanzarse" sobre G.A.G. y, "tras llamarlo facha", atacarlo con un objeto punzante que le clavó en la espalda, causándole lesiones consistentes en herida en la zona paravertebral derecha que precisó de sutura.

Este joven ha sido procesado, junto a otras diez personas, por apuñalar y golpear con palos en abril del presente año 2010 a un grupo de tres jóvenes que se encontraban en el interior del bar-kiosco ubicado en la Alameda de Hércules de la capital hispalense. En el auto de procedimiento abreviado, dictado el pasado día 28 de septiembre y al que ha tenido acceso Europa Press, la juez considera que, a través de las diligencias previas, ha quedado "acreditado" que sobre las 19,00 horas del día 14 de abril los tres agredidos se encontraban en el interior del bar-kiosco.

De este modo, añade que, en ese momento, se acercaron al lugar los once imputados —junto a un menor que ha sido puesto a disposición de la Fiscalía de Menores—, dirigiéndose uno de ellos a las víctimas bajo la frase "matádlos, matádlos, que estos son los fascistas que apuñalan y matan a la gente".

Puntos de sutura

Uno de los imputados se dirigió a una de las víctimas diciendo que "si era un facha de esos", tras lo que "se abalanzó sobre él y lo agredió violentamente con un palo en la cabeza, para a continuación abalanzarse todos de común acuerdo y en grupo contra" los tres perjudicados, "golpeándoles con botellas, sillas y paraguas".

En concreto, "procedieron a agredir a G.A.G. con una silla, clavándole un cuchillo en la muñeca de su brazo derecho mientras M.R.A. gritaba 'matarlo, matarlo'". A consecuencia de los hechos, resultaron lesionadas las tres personas citadas, habiendo sufrido G.A.G. diversas lesiones, algunas causadas por arma blanca, que precisaron de puntos de sutura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento