Altadis incrementa en 35 céntimos el precio de Fortuna y Nobel después de que Philip Morris subiera todas sus marcas

La subida del miércoles de las principales marcas de la compañía Philip Morris, tras la decisión la semana pasada del Gobierno de aumentar los impuestos del tabaco, permite augurar el fin de la "guerra de precios" del sector y allana el camino para un nuevo movimiento alcista de Altadis.
Sube el precio del Marlboro
Sube el precio del Marlboro
Reuters

La estadounidense Philip Morris ha sido la primera compañía en mover ficha al anunciar el miércoles el incremento de su principal marca, "Marlboro", en 40 céntimos la cajetilla, hasta 2,75 euros, el mismo que marcaba antes del 26 de enero cuando la tabaquera sorprendió al mercado al reducir los precios de sus principales labores pese al alza de los impuestos.

Los nuevos precios sitúan de nuevo la cajetilla de cigarrillos de Marlboro en 2,75 euros, frente a los 2,35 que costaba hace unas semanas, fijan la de

Chesterfield en 2,40 euros, respecto a los dos euros anteriores, y la de L&M pasa de
1,75 euros a 2,20 euros.

Philip Morris argumentó esta decisión en su objetivo de mantener la competitividad en el mercado y avanzó que no desea un incremento de las ventas de las llamadas marcas baratas de cigarrillos.

Altadis, a la zaga

Altadis subirá este jueves el precio de sus principales marcas en España y situará el precio de "Fortuna" en 2,20 euros frente a los 1,85 euros actuales, según informaron fuentes del sector.

Indicaron que el precio de "Nobel" también registrará un incremento de 35 céntimos, por lo que pasará a costar 2,20 euros frente a los 1,85 euros actuales.

Es menester recordar que Altadis despedirá a 233 trabajadores como consecuencia de esta batalla en los precios -o por lo menos eso es lo que se argumenta desde la compañía hispano-francesa-, ya que la bajada del valor de las cajetillas -en defensa de las cuotas de mercado- obligó a sacrificar los márgenes de beneficios.

El Gobierno aprobó el viernes un incremento de la fiscalidad del tabaco, el tercero en los últimos seis meses, que sitúa el tipo "ad valorem" en el 57 por ciento, mientras que el tipo específico sube a 8,20 euros por cada mil cigarrillos.

Además, fijó un nivel mínimo de imposición de 55 euros por cada mil cigarrillos, que se aplicará cuando la suma del impuesto específico y el "ad valorem" sea inferior a esa cifra, con el fin de que las marcas baratas suban el precio de sus cajetillas.

NOTICIAS RELACIONADAS:

  • ESPECIAL: 2006, año sin tabaco
  • ¿Compras el tabaco por marca o por precio? 
  • Mostrar comentarios

    Códigos Descuento