Britney Spears y Madonna
Britney Spears y Madonna, bien avenidas sobre el escenario en una foto de 2008. Archivo

En un mercado discográfico marcada por la incertidumbre, un grupo de jóvenes divas lograron en 2010 hacer cajas millonarias. Desde Rihanna a Katy Perry, pasando por Shakira o Lady Gaga, esta nueva tribu de megaestrellas llenaron estadios, capitanearon las listas de descargas legales y protagonizaron las portadas de los principales medios de comunicación sin necesidad de conceder entrevistas.

Muchas son las que, animadas por sus sellos, lanzaron nuevo disco en los últimos meses: Miley Cyrus aprovechó el verano para sacar Can't be tamed y escandalizar con sus vídeos a los padres de sus fans adolescentes. Por las mismas fechas, Katy Perry estrenó Teenage Dream -otro éxito de ventas-, mientras Rihanna acaba de lanzar su CD Loud y la recién llegada Kesha, su Animal + Cannibal.

Para el resto de sus triunfantes compañeras, 2011 será también un año marcado por el trabajo. Muchas de ellas ya se encuentran en el estudio tratando de ultimar sus nuevos álbumes a contrarreloj. Estos son los más esperados:

Britney Spears: Tras una pausa de dos años y con una ajetreada vida personal, la que un día fue llamada 'princesa del pop' prepara su regreso inmediato. Según su Twitter, está previsto que se estrene su nuevo disco el próximo mes de marzo. "Estoy enamorada de él", ha revelado la solista, que sin embargo no ha dado a conocer aún el título. El primer single se llama Hold it against me y promete sacudirnos este mismo mes con una descarga de dance pop.

Lady Gaga: La cantante más divertida, estrambótica y vendedora de 201o ha enseñado las nalgas al ciberespacio a la vez que ha anunciado  la llegada de su nuevo disco. Born this way estará en las tiendas el próximo 23 de mayo, aunque su primer sencillo lo hará antes, el 13 de febrero, coincidiendo con la noche de los Grammy. La artista ya ha explicado en otras ocasiones que su nuevo álbum será la caña.

Madonna: Inspiradora de prácticamente todas las artistas que componen este listado, la ambición rubia había permanecido desde 2008 muy calladita mientras sus herederas se hacían con las listas de éxitos. Ahora advierte de su vuelta. El reconocido productor de rap Pharrell Williams, con quien ya colaboró en el LP Hard candy, contribuye con los arreglos en el disco. "Necesito sudar, moverme, hacer nueva música", había escrito Madonna en su Facebook hace un tiempo.

Beyoncé: Que se preparen los números 1 y las pistas de baile de todo el mundo. El huracán Beyoncé podría traer sorpresas con el nuevo año. Después de ser una de las artistas que más dinero ingresó durante 2010 pese a no haber lanzado nuevo disco, y de haber colaborado con un sinfín de músicos, la joven estaría planeando volver al estudio. Al menos, su sello la azuza para ello.

Avril Lavigne: Han pasado tres años desde que medio planeta teenager emulara las carreras de sus panties, sus ojos ahumados y su larga melena. Ahora ha felicitado el  nuevo año con un nuevo single, What the hell, que regala a sus fans a través de su Facebook y que ofrece dosis de rebeldía delicada y juvenil. Para escuchar el LP completo habrá que esperar al 8 de marzo.

<p>Amy Winehouse</p>Amy Winehouse: ¿Conseguirá la poderosa voz del nuevo soul blanco sacar adelante su nuevo trabajo? Tras sus largas estancias en la isla de Santa Lucía, donde aseguraba que pretendía desengancharse de sus adicciones, presentó algunas composiciones que no fueron del gusto de su discográfica. "Demasiado reggae", señaló esta. Quizá desanimada, Amy Winehouse decidió diversificar el negocio y colaborar con una línea de ropa, así como amadrinar a una joven promesa de la canción. Entre medias, debería estar dando forma a su disco. Que logre lanzarlo en 2011, como implora su compañía, es todo un misterio.

Demi Lovato: Ha superado un tratamiento por problemas emocionales y ya está dispuesta a ponerse manos a la obra con un nuevo trabajo. Al menos, eso dice un portavoz de la cantante, que también asegura que habrá pronto gira de Lovato, ya que tras pasar las Navidades en familia, está muy recuperada.