Anuario de la Educación descarta la "leyenda urbana" de que los niños finalizan la escolarización sin saber castellano

El Anuario de la Educación de Baleares de 2010 ha descartado la "leyenda urbana" de que los niños, cuando finalizan la etapa de escolarización obligatoria, "no saben castellano" y, de esta manera, ha negado la idea extendida según la cual presentan un mayor dominio competencial de la lengua catalana, en perjuicio de la castellana.

El Anuario de la Educación de Baleares de 2010 ha descartado la "leyenda urbana" de que los niños, cuando finalizan la etapa de escolarización obligatoria, "no saben castellano" y, de esta manera, ha negado la idea extendida según la cual presentan un mayor dominio competencial de la lengua catalana, en perjuicio de la castellana.

Así lo ha explicado el director del Equipo del Instituto de Evaluación y Calidad del Sistema Educativo de Baleares, Bartomeu Cañellas, quien ha explicado que se ha demostrado que el porcentaje de alumnos que consolida el grado de adquisición de ambas lenguas es muy similar.

"Las diferencias casi desaparecen y quedan equilibradas con diferencias muy leves", ha reiterado Cañellas, quien también es el autor del artículo que aborda esta materia en el Anuario.

Además, el informe, que fue presentado de manera oficial este jueves en la Cámara de Comercio, apunta que el derecho de los padres a decidir la lengua de la educación de sus hijos "no se puede utilizar como un arma política para impedir la existencia de proyectos pedagógicos coherentes y lógicos".

En este sentido, indica que, pese a que la opinión de la familia en esta materia es fundamental, es más importante la existencia de un proyecto educativo y lingüístico del centro que posibilite el aprendizaje al final de la escolarización obligatoria en las dos lenguas oficiales.

"inestabilidad" del sistema educativo

Por su parte, el director del Anuario, Martí March, quien ha señalado que este documento además de presentar los principales problemas educativos en Baleares, trata de aportar los elementos para solventarlos, se ha referido también a los datos del informe Pisa y ha abogado por no analizarlos con pesimismo.

En este sentido, ha indicado que el informe no aborda todo el sistema educativo y, pese a que ha rechazado realizar una valoración "apocalíptica", ha destacado que "sería un error no hacer ver que a partir de estos resultados se debe tomar alguna decisión significativa".

El sistema educativo en Baleares, según ha dicho, se encuentra en una situación "muy inestable" desde el punto de vista demográfico. Además, ha remarcado la necesidad de que los centros educativos reflexionen sobre sus contenidos, sobre la forma de ser gestionados o sobre la metodología del profesorado, ha citado entre otros muchos aspectos.

Según él, lo que pone de manifiesto el informe de Pisa es que el problema de la comunidad "no se puede abordar en una legislatura", ni por un sólo partido político. "No hay soluciones mágicas" y, por ello, debería haber un "acuerdo de mínimos", ha abogado March.

Alumnado inmigrante

En relación al alumnado inmigrante, uno de los autores del informe, Lluís Vidaña, ha explicado que durante el pasado curso se produjo un "estancamiento" en el crecimiento continuado y masivo, puesto que en periodos lectivos se incrementaba en unas 2.500 personas y en el 2009-2010 descendió en 700 alumnos inmigrantes.

Este hecho facilitará que los centros educativos no tengan una sensación de "saturación e incremento de las ratios" por lo que hay una "situación de cierta tranquilidad porque no hay esta presión interna", ha afirmado Vidaña.

En concreto, durante el curso 2009/2010, hubo un 15,36 por ciento de alumnos inmigrantes en Baleares. Sin embargo, estas tasas continúan siendo superiores en Baleares que en el resto de España y, por ello, según apunta el Anuario, este fenómeno podría desembocar, si no se adoptan las medidas necesarias, en la creación de guetos educativos, de exclusión social y escolar para algunos centros.

El Anuario, que es fruto de la colaboración entre la Universitat de les Illes Balears (UIB) y la Fundación Guillem Cifre de Colonya, aborda también otras materias como el programa de policía tutor, la Formación Profesional o algunas "buenas noticias", como son tres proyectos educativos de innovación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento