Las autoridades que comparecieron ante el Comité de Seguridad Nacional del Senado dijeron que las investigaciones han mostrado que muchas de las víctimas del Katrina recibieron pagos dobles erróneos y que miles de casas prefabricadas compradas para aquellos que las perdieron están esperando en almacenes.

Estas revelaciones son las últimas en una oleada de críticas dirigidas tanto al Departamento de Seguridad Nacional y a la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

Gregory Kutz, director de gestión de las investigaciones especiales de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno, dijo al comité del Senado que casi la mitad de las 11.000 personas que recibieron tarjetas de débito de emergencia de 2.000 dólares también recibieron por error un segundo pago de emergencia por cheque o mediante una transferencia de fondos.

Las tarjetas eran para ayudar a las víctimas a comprar comida, agua, ropa y otras necesidades, aunque algunos la utilizaron para productos de entretenimiento de adultos, tatuajes y armas, aseguró Kutz.

En la FEMA, que distribuía la ayuda de emergencia, faltaron los controles, y la gente utilizó números erróneos de la Seguridad Social para conseguir dinero extra, añadió.

Richard Skinner, inspector general del Departamento de Seguridad Nacional, dijo al comité que la FEMA compró 24.967 casas prefabricadas con un coste de 857,8 millones de dólares para los desplazados por el huracán, pero la mayoría de las casas están sin usar y el Gobierno está pagando por su almacenamiento.

DOS INVESTIGACIONES

El Comité del Senado es uno de los dos que está investigando la fracasada respuesta a la tormenta que devastó los estados estadounidenses del Golfo de México e inundó Nueva Orleans.

Además hay un comité especial de la Cámara de Representantes, que se espera que el miércoles entregue un informe muy crítico con el Gobierno, destacando el fallo en todos los niveles a la hora de responder adecuadamente al Katrina.

'Nuestra investigación mostró que el Katrina fue un fracaso nacional, una abdicación de la obligación más solemne de atender al bienestar común', según una copia preliminar del informe.

Dirigido por el republicano Tom Davis, el comité dijo que el presidente George W. Bush no logró obtener un buen asesoramiento sobre el alcance de la tormenta y destacó el papel del secretario de Seguridad Nacional, Michael Chertoff, en la fallida respuesta.

'El secretario Chertoff ejecutó estas responsabilidades tarde, ineficazmente o no lo hizo en absoluto', dijo el texto.

Chertoff respondió el viernes a las críticas del ex director de la FEMA Michael Brown, que dijo que la agencia estaba demasiado centrada en el terrorismo y no lo suficiente en posibles desastres naturales.

/Por Donna Smith/