El barco
El Cervantes Saavedra, la embarcación en la que se desarrollan las tramas de 'El barco'. Antena 3

Escaleras empinadas y pasillos angostos forman un laberinto con minúsculos camarotes. El aroma a madera impregna el ambiente. Se echa de menos el suave balanceo y el salitre que no ha dejado huella en las ventanas. Parece que hablamos de un navío, pero en realidad se trata del decorado de El barco, la última apuesta de Antena 3, que se estrena en enero.

Tenemos la peor situación de trabajo para el equipo técnico que se ha planteado en la historia de la tele en España

La peculiaridad que tiene este decorado es que no sólo está conectado en horizontal, sino también en vertical. Son 1.800 m2 distribuidos en cuatro plantas -o cubiertas- diferentes. En ellas nos encontramos: 120 vigas, 1.800 metros de cuerda para la cabuyería, 7.500 metros de cable con los que se podría conectar Madrid de un lado a otro... Se han tardado cuatro meses en construirlo.

Los acabados han sido muy importantes para crear diferentes sensaciones visuales. Las vigas de acero son en realidad de madera con 130.000 remaches hechos uno a uno. Hasta se simulan las soldaduras gracias a un cordón de silicona.

Pero aunque las texturas estén logradas, un buque no sería tal sin sus crujidos. Para tal efecto, el suelo de las plantas superiores es más flexible.

Construir el Estrella Polar ha sido complicado porque los espacios son reducidos. Para el casco se crearon paneles fáciles de mover que se quitan para meter las cámaras. "Tenemos la peor situación de trabajo para el equipo técnico que se ha planteado en la historia de la tele en España", dice Fernando González, director de arte.

La segunda goleta más grande

Hasta ahora nunca se había hecho una serie con un planteamiento así: grabando los exteriores en un barco que está en alta mar. Y encontrar el buque idóneo no fue fácil. El equipo recorrió todos los puertos del país hasta que encontró en Valencia el Cervantes Saavedra, la segunda goleta más grande de España (con 50 metros de eslora). En lo que respecta al atrezo, elementos como portillos de finales del XIX se han sacado de desguaces de barcos.

La tripulación

  • Juanjo Artero: Es el capitán del barco. Acaba de enviudar, pero se siente afortunado porque lo que más quiere está a bordo: sus dos hijas.
  • Irene Montalá: Llega al buque con mucha información y secretos. Ella es científica y su novio pudo causar el fin del mundo. Tendrá varios pretendientes.
  • Mario Casas: Cuando muere su madre decide colarse en El Estrella Polar para buscar a su padre. Hará buenas migas con la hija mayor del capitán.
  • Blanca Suárez: Estudiosa y aplicada, tiene que irse a vivir con su padre (el capitán) por su delicada situación familiar. Tiene varios frentes abiertos.