El cantaor Enrique Morente, uno de los grandes renovadores del flamenco

  • El cantaor falleció este lunes en Madrid.
  • Fue el primer cantaor galardonado con el Premio Nacional de Música, y también recibió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.
  • Mezcló las distintas formas de expresión flamencas.
El cantaor Enrique Morente, en la cocina de la residencia del poeta Federico Garcia Lorca, en 2007.
El cantaor Enrique Morente, en la cocina de la residencia del poeta Federico Garcia Lorca, en 2007.
EFE

Enrique Morente fue uno de los grandes renovadores del flamenco, el primer cantaor galardonado con el Premio Nacional de Música, en 1994, y fue reconocido también con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, en 2006.

El cantaor, que falleció este lunes en Madrid, nació el día de Navidad de 1942 en el barrio granadino del Albaicín y desde muy pequeño mostró afición por el flamenco. De adolescente se trasladó a Madrid para abrirse camino y empezó a trabajar en tablaos como Las Cuevas de Nemesio, Zambra y el Café de Chinitas, donde fue conocido inicialmente como Enrique el Granaíno.

Pronto se relacionó con maestros como Manolo de Huelva, Pepe de la Matrona o Manolo Caracol, y se convirtió en uno de los cantaores tradicionales más completos de su generación, como demostró en sus dos primeros discos, Cante flamenco (1967), con el guitarrista Félix de Utrera, y Cantes antiguos del flamenco (1968), con Niño Ricardo.

Buscó la renovación en la mezcla de las distintas formas de expresión flamenca y, desde Homenaje flamenco a Miguel Hernández (1971), se convirtieron en una constante de sus letras adaptaciones de poetas como San Juan de la Cruz, fray Luis de León, García Lorca, Alberti, Machado o Guillén.

El cantaor, que presumía de ser el único capaz de cantar los "49 palos y medio" del "jondo", volvió al "cante puro", con el Homenaje a Don Antonio Chacón (1977), por el que recibió el Premio Nacional de Música Popular, y Morente-Sabicas (1990). Se consolidó en el panorama vanguardista musical con Omega, grabada en 1997 con Lagartija Nick, y su aproximación a la obra de Federico García Lorca Poeta en Nueva York y a las canciones de Leonard Cohen.

Fusión

En 2002 presentó el espectáculo África, Cuba, Cai, basado en la fusión de la música africana, cubana y el cante flamenco. Un año después, rindió tributo a la guitarra española en El pequeño reloj, donde colaboraron guitarristas como Ramón Montoya, Tomatito o Niño Josele.

En 2005 presentó Morente sueña La Alhambra, en él, su gusto por la experimentación y la fusión recibió el Premio de Música (2006) al mejor álbum de Flamenco. Ese mismo año, actuó junto a Sara Baras y Vicente Amigo en el III Festival de Flamenco de Londres, en el que le "bautizaron" como "Picasso del flamenco". En su siguiente trabajo, Pablo de Málaga (2008), descubrió al Picasso poeta y puso voz a alguno de sus poemas.

Entre las distinciones recibidas figura la Medalla de Andalucía de 2005, en reconocimiento a su carrera dedicada al flamenco así como a su divulgación por todo el mundo. También recibió el Primer Premio del Certamen Málaga Cantaora (1967), el Premio Nacional de Cante de la Cátedra de Flamencología y Estudios Folclóricos Andaluces de Jerez de la Frontera (1972), y el Galardón de Honor de los Premios de la Música (1988).

El pasado verano actuó en el Festival de Cante de las Minas de La Unión (Murcia), en el que recibió el honorífico 'Castillete de Oro', y actuó en los Jardines de Sabatini. El cantaor se encontraba inmerso en la preparación de un nuevo disco, El barbero de Picasso, un nuevo homenaje al pintor malagueño.

Vivía cerca del lugar donde había nacido junto a sus tres hijos, sus nietos -los hijos de la también cantaora Estrella Morente- y su mujer, Aurora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento