UU.AA. denunciará ante la Xunta y el MARM la entrada de leche de Francia mediante prácticas "poco transparentes"

García destaca que la propuesta de la CE sobre la PAC "tapa la boca" a la CNC, al permitir a productores agruparse para negociar precios
Roberto García
Roberto García
EP

El secretario xeral de Unións Agrarias (UU.AA.), Roberto García, ha anunciado que el sindicato denunciará este viernes ante la Consellería de Medio Rural y ante el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) la entrada en Galicia de leche procedente de Francia mediante prácticas "poco transparentes".

Al departamento que dirige Samuel Juárez le pedirá "que investigue el destino" de dichas cisternas que, según ha asegurado, "están entrando en fábricas instaladas en esta Comunidad Autónoma". Del MARM, por su parte, reclamará "que haga públicos" los datos de comercialización de leche francesa concentrada "en todo el territorio nacional".

No dar a conocer esta información responde a una "decisión política que no tiene sentido y distorsiona la formación de precios", ha reprobado García.

En rueda de prensa, ha advertido que, ya que el sector lácteo gallego es excedentario y sus precios de venta son inferiores a los de otros países europeos —entre ellos, Francia—, o bien las industrias del país galo venden "por debajo de lo que pagan a los ganaderos franceses" o bien sus productos "se utilizan pese a ser más caros para evitar que suba el precio" en la Comunidad gallega.

En el primero de los casos, ha censurado, se trataría de competencia desleal, mientras que el segundo implicaría un "delito de alteración del mercado y falta de libertad de cambio de empresa".

Ante ambas circunstancias, el líder de Unións ha avisado que la actuación de la Xunta y del MARM es "imprescindible", con el propósito de "corregir" el déficit de precios de Galicia respecto a España y de esta respecto al país galo, que está "utilizando" el territorio peninsular "para colocar sus excedentes".

Reforma de la pac

En la comparecencia, Roberto García también ha valorado la propuesta de reforma de la Política Agraria Común (PAC) presentada por la Comisión Europea.

Al respecto, ha valorado la posibilidad de negociación colectiva por parte de la producción, mediante la creación de organizaciones aunque con límites en cuanto al volumen de producción. "Viene a tapar la boca al tribunal de defensa de la competencia", ha proclamado, en alusión a la prohibición de establecer pactos para acordar precios por parte de la comisión nacional.

En este extremo, el líder sindical ha celebrado que se introduzca una "excepcionalidad" en relación con los criterios de competencia para posibilitar "pactar precios".

Asimismo, García ha alertado sobre la necesidad de "evitar" que la industria cree sus propias asociaciones, algo que, ha incidido, ya ocurre en el mercado de las frutas y las hortalizas. "No pueden tener dependencia ni estar ligadas a nadie", ha enfatizado.

"La negociación colectiva vía contratos homologados es la única forma de proteger al pequeño", ha remarcado Roberto García. Así, también ha opinado acerca de la obligatoriedad de usar contratos con volúmenes, valores de compra y periodos de duración prefijados en las relaciones comerciales entre ganadero e industria, algo que el ministerio que dirige Rosa Aguilar pretende imponer a partir del 1 de enero.

Contratos homologados

A su juicio, durante el periodo transitorio que se abra desde el 1 de enero hasta la aprobación de la Ley de calidad alimentaria —que debe encargarse de fijar sanciones para el incumplimiento de dichos contratos—, habrá que adoptar alguna "solución", para lo que ha recomendado utilizar el precio medio de los textos firmados en cada zona en situaciones en los que no se llegue a un acuerdo.

En caso contrario, ha explicado, los propietarios de las explotaciones podrían verse abocados a tirar su producto si la industria dejase de recogérselo a causa de desacuerdo respecto a los precios.

También ha advertido que el proyecto de decreto presentado por el ministerio a las organizaciones agrarias en el seno de la Inlac la semana pasada "comete un error" al no considerar el sistema de cuotas comunitarias vigente hasta 2015 y "dejar en el aire la cantidad de leche".

Por último, el secretario xeral del sindicato ha indicado que este jueves, último día para presentar alegaciones, Unión Agrarias trasladará al MARM sus aportaciones, tras lo que el Gobierno central prevé llevar el decreto al último Consejo de Ministros del año.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento