Corazón
El corazón necesita ejercicio físico y una alimentación sana y equilibrada. Archivo

La tasa de mortalidad en España por enfermedades cardiovasculares ha bajado de un 33 por ciento a un 31,1 por ciento, según las últimos datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística (INE). En cualquier caso, en España, como en todos los países desarrollados, estas enfermedades siguen siendo la primera causa de mortalidad, seguida por el cáncer.

Ha sido el presidente de la Fundación Española del Corazón (FEC), Leandro Plaza, quien ha destacado estos datos, con motivo de la celebración de la I Carrera Popular del Corazón, en Madrid, en la que han participado alrededor de 3.000 personas.

El ejemplo de los países del escandinavos


En España se ha pasado de una tasa del 33 por ciento en 2007 a una del 31,1 por ciento en 2008, lo que, según Plaza, significa que se está consiguiendo que disminuya la enfermedad.

En el norte de Europa, con un estilo de vida saludable se consigue una disminución muy evidente"Sin embargo, en los países del norte de Europa, como Noruega, Suecia y Dinamarca, la tasa en los últimos diez años ha disminuido un 15 por ciento, gracias al fomento de las medidas de prevención.

La mejor medida, la prevención


Mediante iniciativas como la I Carrera Popular del Corazón se intenta "promover la prevención de la enfermedades cardiovasculares, la mayor causa de mortalidad en todos los países desarrollados", según el presidente de la SEC.

"Se ha demostrado en países del norte de Europa que con unas normas generales de estilo de vida saludable entre la población se consigue una disminución muy evidente de la enfermedad", ha explicado Plaza, que destaca entre las mismas el ejercicio físico de manera continuada y una alimentación sana y equilibrada.