Carrie Fisher
Carrie Fisher, con el peinado de Leia, en 'Wishful Drinking'. HBO

La actriz Carrie Fisher, eterna princesa Leia en la saga La Guerra de las Galaxias, ha dedicido hacer terapia a través de los medios de comunicación. Esta semana ha anunciado que presentará Wishful Drinking, su monólogo autobiográfico, en televisión.Entre otros futuros planes también destacó proyectos paralelos: "Estoy adaptando mi última novela, The Best Awful. También tengo en mente otro guión y un libro que estoy terminando, Shockaholic. Mi madre quiere hacer un reality show, pero creánme, no lo vamos a hacer"

La cadena estadounidense HBO se ha hecho con el monólogo, una producción teatral elaborada en 2009. Para televisión se ha optado por combinarlo con archivos de cine para dar al espacio televisivo una apariencia de documental.

Fisher hace repaso de sus 54 años, muchos desperdiciados por el alcoholismo y la drogadicción. Fisher se hace transparente. Habla también de su desorden bipolar. Repasa su relación con su familia, en especial con sus padres (es hija de Eddie Fisher y Debbie Reynolds).

"Me siento más cómoda como un modelo para aquellos que tienen un problema mental. Hay personas que participan más de su abstinencia que yo y eso me impresiona mucho", señaló.