El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha señalado que los castellano-manchegos tienen que estar "muy orgullosos" de poder disfrutar "de uno de los mejores sistemas sanitarios públicos del mundo, gracias al esfuerzo que realiza la propia sociedad y a los profesionales sanitarios, que cuentan con una gran formación y nivel académico, así como un gran trato humano".

Estas palabras las ha pronunciado el presidente regional durante la celebración de los actos del V Aniversario del Hospital General de Ciudad Real, y puso como ejemplo el "antes y el después" del comienzo del centro ciudadrealeño, ha informado la Junta en nota de prensa.

Barreda ha recordado cómo antes de la apertura de la infraestructura sanitaria miles de personas tenían que recibir tratamiento en otros centros sanitarios, con todo lo que ello significaba de traslados incómodos y largos kilometrajes, mientras que ahora, con la apertura y consolidación de las prestaciones que se realizan en Ciudad Real, los ciudadanos reciben una de las mejores atenciones sanitarias del mundo.

Asimismo, ha señalado que los nuevos servicios que se incorporaron a Ciudad Real como Hemodinámica, Cirugía Maxilofacial, el Área de Cuidados Infantiles, la Oncología Radioterápica y la Neurocirugía, que han evitado que más de 65.000 personas hayan tenido que trasladarse para ser atendidas en otros lugares.

"Estos son hechos fehacientes" explicó al tiempo que realizó un repaso histórico de las distintas fases por las que pasó la construcción del hospital ciudadrealeño, con Gobiernos de diferentes signos políticos y con un factor en común: la ilusión y el compromiso del Ejecutivo de Castilla-La Mancha por ofrecer una sanidad puntera a sus ciudadanos.

Por su parte, el director gerente del Hospital General de Ciudad Real, Jesús Fernández, ha hecho un elogio al esfuerzo del Gobierno autonómico, ya que "antes de las transferencias sanitarias, nadie hubiera soñado con el presente que disfrutamos".

Asimismo ha explicado que la voluntad del Gobierno que preside José María Barreda por dotar de tecnología, recursos humanos y medios para la investigación a este centro, ha hecho posible que en unos pocos años, Ciudad Real haya dado un giro total en materia sanitaria. PREMIOS

Durante el acto de celebración del V Aniversario del Hospital ciudadrealeño, el presidente de Castilla-La Mancha ha partcicipado en la entrega de cinco diplomas que reconocían la labor profesional desarrollada por los profesionales del centro, en materias que abarcan la calidad asistencial, la innovación y la investigación, destacando además un reconocimiento a la sociedad.

El ginecólogo José Luís Cornejo ha recogido el reconocimiento a la labor desarrollada en diversas etapas del Hospital; el Servicio de Matronas por la labor de humanización que realizan en el momento del parto; el Servicio de Informática por la labor que desarrollan en materia de Innovación aplicada a un mejor servicio al ciudadano y la Comisión de Investigación por la promoción que realizaban del conocimiento como inversión en el futuro asistencial.

Daniel Gutiérrez Blasco, ha recogido el Premio a la Sociedad como la persona que más donaciones de sangre ha realizado desde la apertura del Hospital ciudadrealeño.

En nombre de los premiados, Cornejo ha agradecido el esfuerzo del Gobierno de Castilla-La Mancha por incorporar e implantar las nuevas tecnologías aplicadas al campo sanitario, que han constituido un "salto espectacular" en la atención al usuario. INAUGURACIÓN

Previamente a la celebración del V Aniversario del Hospital, el presidente Barreda inauguró la Unidad de Investigación Trasnacional del centro. Esta nueva dotación se ha llevado a cabo gracias a una inversión que asciende a 450.000 euros financiados por la Fundación para la Investigación Sanitaria en Castilla-La Mancha (FISCAM).

El edificio es una construcción en planta baja de 382 metros cuadrados, que consta de dos salas para animalario, un despacho, un laboratorio, un laboratorio de conducta, un cuarto técnico y un almacén.

La primera línea de investigación que se realizará en el nuevo edificio, gira en torno a la obesidad y los trastornos de las conductas alimentarias, una de las líneas estratégicas de investigación del Hospital General de Ciudad Real.

El Ejecutivo que preside José María Barreda, fue pionero en España en la puesta en marcha de unidades específicas para el abordaje de los Trastornos de la Conducta Alimentaria, siendo la primera de estas, la ubicada en el Hospital General de Ciudad Real y que está dirigida por el doctor Luis Beato.

El grupo de estudio de los trastornos alimentarios, que depende de la subdirección de Investigación, Docencia, Formación y Calidad, (IDFYC) del Hospital ciudadrealeño, ha iniciado trabajos de investigación acerca de la importancia del tratamiento de la impulsividad en dichos trastornos.

Profundizar en estos factores así como en los de vulnerabilidad, genética y psicosocial para el desarrollo del problema alimentario, pretende abrir una puerta para la mejora en la eficacia de los tratamientos.