Sniace ha subrayado este jueves que en sus instalaciones no se ha registrado ninguna incidencia ni anomalía en los últimos días y ha recalcado que no existe en su complejo industrial ninguna balsa de lodos que pueda ser el origen de los malos olores detectados el viernes pasado en la zona de Barreda.

Además, ha explicado que una empresa especializada en olores y emisiones ha revisado las instalaciones de la depuradora sin detectar "ninguna anomalía".

Según señala Sniace en un comunicado, la depuradora "ha estado trabajando y trabaja con normalidad durante 24 horas al día, con el personal normal asignado a esta instalación, sin que se haya producido ninguna incidencia ni en el funcionamiento, ni en las personas que trabajan" en ella.

De hecho, resalta que "ninguno de los cinco detectores de gases" ubicados alrededor de la fábrica, que trabajan "en continuo", detectó "ninguna anomalía" durante la jornada del viernes ni en los días anteriores o posteriores.

En cualquier caso, la empresa se ha puesto a disposición de la Consejería de Medio Ambiente y del Ayuntamiento de Torrelavega para colaborar en lo que sea preciso y está en permanente contacto con ellos y con los técnicos que han visitado y están visitando estos días las instalaciones.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.