La consejera de Empleo, Igualdad y Trabajo, Paula Fernández, ha señalado que desde que se aprobó el Plan Regional de Conciliación de la Vida Laboral, Familiar, y Personal, cerca de 23.000 familias de Castilla-La Mancha han tenido más fácil compaginar su empleo con sus responsabilidades personales y familiares.

En el pleno de las cortes, la consejera se ha pronunciado de este modo tras la pregunta oral formulada por la parlamentaria socialista Nieves Arriero, que requería al Gobierno para que explicase cuántas familias han percibido ayudas para hacer frente a los gastos de los servicios de atención a hijos a fin de conciliar vida laboral y personal.

Fernández ha puntualizado que han sido más de 10.000 las que se han beneficiado de estas subvenciones en concreto, contempladas en el Plan Regional de Conciliación de la Vida Laboral, Familiar, y Personal, con una inversión de más de 5,1 millones de euros.

Según la titular regional de Igualdad, a las ayudas a la compensación de gastos en servicios de atención a menores, se une las ayudas para compensar la pérdida de ingresos derivada de la reducción de la jornada laboral, del disfrute de excedencia, o de la extinción del contrato de trabajo para conciliar vida laboral y personal.

Dicho esto, Fernández ha recordado que para el próximo año se han convocado también ayudas que se podrán solicitar hasta enero del 2011, al tiempo que ha resaltado que la nueva convocatoria presenta dos novedades.

Y es que el Gobierno regional pretende por un lado, según la consejera, apoyar la conciliación de las familias que menos renta perciben, y fomentar la implicación de los hombres en las tareas del hogar, premiando por ello a los hombres que renuncien a su trabajo para quedarse a cargo de los quehaceres familiares.

Consulta aquí más noticias de Toledo.