Los accionistas de Galletas Gullón Hernán y Félix Gullón han presentado un complemento al orden del día de la junta general convocada el 31 de diciembre por su madre y administradora única de la empresa, María Teresa Rodríguez, que, entre otros puntos, incluye un informe acerca de "las posibles situaciones de conflicto de interés, directo o indirecto" de ésta con el interés social.

De este modo, la pugna que mantiene la familia se volverá a escenificar en esta asamblea, que ha sido convocada por la primera accionista para someter a aprobación las cuentas de 2009 y "la censura de la gestión social realizada por el órgano de administración" durante ese ejercicio, cuando estuvo controlado por sus hijos varones y hermanos.

Según el complemento de la convocatoria publicado en el diario 'El Norte de Castilla', los hijos de la administradora única también han solicitado un informe sobre "la situación, funciones y actuaciones" del director general de la galletera, Juan Miguel Martínez Gabaldón.

Asimismo, plantean un informe sobre la posición adoptada por María Teresa Rodríguez en torno a la readmisión de Martínez Gabaldón propuesta por el consejo de administración tras la resolución judicial que declaraba improcedente su despido —que fue rechazada por el directivo— y su posterior contratación cuando la primera accionista retomó el control de la empresa.

"regularizaciones" contables.

Como cuarto punto, el complemento de convocatoria de Hernán y Félix Gullón incluye un informe sobre "las actualizaciones y regularizaciones contables, fiscales y administrativas realizadas o en curso y adopción de los acuerdos que procedan".

En los últimos meses de 2009, los tres hijos varones y los dos hermanos de María Teresa Rodríguez la destituyeron como presidenta ejecutiva y despidieron a Martínez Gabaldón como director general, contra quien además abrieron posteriormente cinco acciones penales, entre ellas una querella criminal por presuntos delitos de apropiación indebida y estafa.

El despido del directivo fue considerado improcedente por los tribunales, por lo que la compañía fue condenada a pagar un total de 9,19 millones de euros correspondientes a la indemnización, los intereses y las costas procesales.

María Teresa Rodríguez retomó el control sobre la galletera en octubre, casi un año después de ser destituida y una vez que quedaron inscritos en el Registro Mercantil los acuerdos de una junta extraordinaria que se celebró el 1 de septiembre en el interior de un coche. Estos acuerdos se adoptaron con los votos a favor del 80,25 por ciento del capital social, correspondientes a la primera accionista, a su hija Lourdes Gullón y a Martínez Gabaldón (que controla un 16 por ciento).

Al día siguiente de asumir la administración única, la primera accionista de Gullón restituyó a Juan Miguel Martínez Gabaldón en el cargo de director general, en sustitución de su hijo menor, Félix Gullón.

Consulta aquí más noticias de Palencia.