Un total de 155 conductores han sido sancionados en Navarra por exceso de velocidad en los controles que la Policía Foral ha realizado durante los puentes de diciembre, dentro de la campaña preventiva destinada a reducir la siniestralidad en las carreteras y contribuir al cumplimiento de la normativa en materia de seguridad vial.

En total, 10.813 vehículos han sido controlados en 32 dispositivos. El objetivo principal es tratar de garantizar la normalidad en la circulación y sancionar a aquellos conductores que ponen en peligro la seguridad de los demás, según ha informado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

Además, la Policía Foral ha realizado entre el 2 y el 8 de diciembre un total de 48 controles de alcoholemia, en los que 7.899 conductores han sido sometidos a las pruebas correspondientes. El resultado ha sido de un detenido por superar la tasa penal de alcohol (0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado) y de 7 personas denunciadas por dar positivo.

Por otro lado, dos conductores más han sido sancionados por haber consumido sustancias estupefacientes y otros tres han sido detenidos por circular con un vehículo habiendo perdido todos los puntos.

En cuanto al número de accidentes de tráfico en las carreteras navarras, la Policía Foral ha atendido un total de 28 siniestros en los que ha perdido la vida una persona. En estos accidentes se han visto involucrados 37 vehículos.

Consulta aquí más noticias de Navarra.